Castilla-La Mancha ha valorado que la región haya cerrado el año con 146.467 personas en situación de desempleo, según los datos de paro que ha hecho públicos hoy el Ministerio de Trabajo, cifras que no se registraban desde el mes de noviembre del año 2008, cuando había 138.689 personas. Así lo ha destacado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante la rueda de prensa en la que ha analizado los datos del paro y afiliación a la Seguridad Social correspondientes al mes de diciembre. Esos datos, reflejan la mayor bajada internanual de paro registrado de toda la serie histórica para cualquier mes del año en Castilla-La Mancha, además de ser el noveno mes consecutivo en el que baja el paro en términos interanuales.

El paro en Castilla-La Mancha cerró el mes de diciembre con 146.467 personas, según los datos conocidos hoy. “Esto supone una caída de 2.496 personas con respecto a noviembre, un 1,68 por ciento en términos intermensuales; y de 39.806 personas con respecto a diciembre del año anterior, un 21,37 por ciento menos”, ha señalado la consejera, quien ha valorado que estas caídas “sitúan a Castilla-La Mancha un punto por encima de la media nacional donde el paro ha caído un 20,12 por ciento”.

Patricia Franco ha señalado también que la región registra 29.274 parados menos que en febrero de 2020 (175.741), cuando se inició la pandemia, lo que refuerza la tendencia favorable en cuanto a la recuperación del empleo tras la crisis provocada por el Covid.

Durante su análisis, la consejera ha remarcado que la caída del paro registrado viene marcada por el buen comportamiento de dos colectivos prioritarios para el Gobierno de Castilla-La Mancha como son los jóvenes y las mujeres. El desempleo ha caído en todos los tramos de edad, especialmente en las personas más jóvenes, menores de 30 años, con una bajada de más de 1.400 personas, un 6,25% frente al 1,68% del total de edades. Por género, el paro registrado bajó íntegramente en el colectivo de las mujeres con 2.827 paradas menos.

En este sentido, ha señalado que “el Ejecutivo autonómico está incidiendo en estos colectivos con medidas recientemente adoptadas en el marco de los fondos MRR”. Cerca de 14 millones de euros la inserción laboral y la digitalización de cerca de 15.000 mujeres, otros 14 para impulsar la contratación de medio millar de jóvenes a través de los programas “Primera Experiencia en las Administraciones Públicas” e “Investigo”, además de 11 millones de euros para colectivos vulnerables y 17,1 para personas trabajadoras autónomas.

“Las cifras del paro son positivas para nuestra región, y sitúan a Castilla-La Mancha con el dato de paro más bajo desde noviembre de 2008, y la afiliación a la Seguridad Social más alta desde octubre de 2008 en Castilla-La Mancha”, ha resaltado la consejera. De hecho, la afiliación ha crecido en 4.051 personas en el mes de diciembre con respecto a noviembre, llegando a 749.007 personas, lo que supone 31.108 más que hace un año.

“El incremento del empleo en nuestra región está por encima de la media nacional tanto en términos mensuales como interanuales”, ha remarcado Patricia Franco, que ha señalado también que, “es el dato de afiliación más alto desde 2007 para un mes de diciembre”. También respecto a las cifras pre-Covid, Castilla-La Mancha cuenta 44.231 afiliados a la Seguridad Social más que en febrero 2020, donde el dato era de 704.776.

Estabilidad en el colectivo de personas trabajadoras autónomas en la región

La consejera también ha destacado la estabilidad en el colectivo de personas trabajadoras autónomas en la región, que se sitúa en 150.846 personas, “120 más que el mes pasado y 2.016 más que hace un año, consolidando la estabilidad del trabajo por cuenta propia en Castilla-La Mancha”.

Al respecto de estos datos, Patricia Franco ha destacado el cambio de tendencia que se está produciendo en la región durante la última década en el mes de diciembre, tradicionalmente desfavorable para el empleo en la Comunidad Autónoma, pero que muestra una tendencia positiva, gracias a la progresiva eliminación de restricciones por la pandemia, las contrataciones que se han llevado a cabo en la Administración Pública, con el inicio del último Plan de Empleo o el impacto de la campaña de la aceituna en la región.

Por sectores de actividad económica, el paro ha bajado especialmente en el sector servicios donde cae un 1,99 por ciento. También ha caído en todas las provincias en el cómputo anual, aunque en el mes de diciembre sube en Guadalajara en un 1,1 por ciento. En el último mes, en Albacete ha bajado en un 1,41 por ciento; en Ciudad Real en un 1,89 por ciento; en Cuenca en un 6,47 por ciento; y en Toledo en un 1,36 por ciento”.

Como conclusión, la consejera ha querido destacar que, posicionando los datos en el complejo contexto Covid, “Castilla-La Mancha tiene ahora menos paro, con casi 30.000 personas desempleadas menos, más empleo, con más de 44.200 personas afiliadas más, y más de 2.000 personas trabajadoras autónomas más”.