Castilla-La Mancha atiende a un total de 58.638 personas a través del Servicio Público de Teleasistencia.

De esta forma el Gobierno regional cumple el compromiso del presidente Emiliano García-Page de seguir creciendo en este servicio y llegar a los 56.000 usuarios a final de año, un compromiso que se ha superado ya en más de 2.600 personas usuarias, muy por delante de la media española.

Del total de personas usuarias, 41.105 son mujeres y 17.533 son hombres, atendidas mediante 47.142 terminales, ya que en algunas ocasiones existe un único terminal en un domicilio que permite la atención de dos personas al mismo tiempo.

El perfil de los beneficiarios de la Teleasistencia en la región está compuesto por un 92,88 por ciento de personas por mayores de 70 años, es decir, 54.461 personas. Del total de personas usuarias, el 55 por ciento son mujeres que viven en soledad y el 30,30 por ciento son hombres.

Además, un total de 2.503 personas son usuarias del Servicio de Teleasistencia Avanzada, de estas 1.869 son mujeres y 634 son hombres.

Por provincias, Albacete cuenta con 11.823 personas usuarias del servicio, en la provincia de Ciudad Real se benefician un total de 14.705 personas, en el caso de Cuenca son 7.303 los usuarios, en Guadalajara son beneficiarias del Servicio 6.539 personas, mientras que en la provincia de Toledo reciben este servicio público 18.268 personas.

El Servicio Público de Teleasistencia es un servicio gratuito y las personas usuarias reciben todas las prestaciones sin coste alguno. Además, desde diciembre de 2020, cumpliendo un compromiso del presidente Emiliano García- Page, toda persona mayor de 70 años tiene derecho automático a la Teleasistencia viva sola o acompañada.

Este servicio tiene por finalidad facilitar la permanencia en el domicilio a las personas que se hallen en situación de vulnerabilidad, ya sea por su situación de dependencia, discapacidad, edad o aislamiento social.

Proporciona una atención permanente, las 24 horas del día y todos los días del año, prestado a través de telefonía fija o móvil, por profesionales específicamente preparados, con respuesta inmediata y adecuada.