Castilla-La Mancha ha aprobado hoy un nuevo Decreto de ayudas para paliar los efectos económicos de la crisis del COVID, en este caso orientado hacia el sector cooperativo y de la economía social, dotado con 600.000 euros y que articula dos líneas de ayudas, una para la incorporación de personas socias trabajadoras y otra para el impulso a su recuperación, dirigida a cooperativas y sociedades laborales que hayan tenido que suspender su negocio como consecuencia del Real Decreto 463/2020 o que hayan visto reducida su facturación a causa de la crisis sanitaria.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha anunciado hoy la aprobación de ese Decreto de ayudas por parte del Consejo de Gobierno, y ha avanzado también la publicación, el próximo jueves en el DOCM, de la convocatoria de ayudas a los proyectos de inversión en prevención de riesgos laborales, que incluye como novedad una línea específica para la prevención y las medidas de seguridad contra el COVID.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha subrayado la importancia fundamental del sector cooperativo y de las empresas de economía social en la región, al ser “una fuente de empleo estable que además funciona como elemento vertebrador y dinamizador del mundo rural”, ha señalado, recordando que son sociedades “muy pegadas al territorio en el que desarrollan su actividad y que no deslocalizan su producción, favoreciendo el crecimiento endógeno”.

En Castilla-La Mancha, ha apuntado, el registro regional de cooperativas contabiliza 1.694 cooperativas, a las que hay que sumar las 662 sociedades laborales que emplean a más de 13.500 personas.

“El sector de la economía social necesita del apoyo del Ejecutivo por la estabilidad que genera en el empleo y la fijación de la población al territorio”, ha indicado la consejera, que ha recordado que el Gobierno regional trabaja con el Ministerio de Trabajo y el Ayuntamiento de Toledo para la celebración en la capital regional de la capitalidad europea de la economía social.

Patricia Franco ha recordado que cuando Emiliano García-Page llegó al Gobierno regional, en el año 2015, Castilla-La Mancha era la única comunidad autónoma que no tenía ayudas al sector de la economía social. “En la pasada legislatura corregimos esta situación con el compromiso de mantener esas ayudas, que ahora reforzamos con un Decreto totalmente novedoso que busca pailar los efectos del COVID”, ha añadido.

Líneas de ayudas del Decreto

El Decreto comprende dos líneas de ayuda: la primera está destinada a impulsar la incorporación de personas trabajadoras como socias de las cooperativas y las sociedades laborales, con una ayuda de hasta 5.000 euros que se articula con carácter retroactivo desde el 14 de marzo. “Es decir, si la cooperativa o la sociedad laboral ya ha realizado esta incorporación desde la entrada en vigor del estado de alarma, puede beneficiarse de la ayuda”, ha dicho la consejera, que ha destacado que va dirigida a la incorporación tanto de personas desempleadas como de personas vinculadas por un contrato laboral a la sociedad.

La segunda línea está dirigida a reforzar la recuperación económica de las cooperativas y sociedades laborales que vieron suspendida su actividad como consecuencia del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaró el estado de alarma, o que hayan visto afectada su facturación como consecuencia de la crisis sanitaria.

“Esta ayuda se articula de manera similar a la que aprobamos para las micropymes y autónomos dotada con 80 millones de euros”, ha explicado Patricia Franco, que ha informado de que las cooperativas y sociedades laborales de hasta 5 trabajadores pueden percibir una ayuda directa de 2.200 euros; las de entre 6 y 9 trabajadores de 3.000 euros, y para aquellas de más de 10 trabajadores la ayuda directa llega hasta los 5.000 euros”.

Ambas líneas cuentan con un plazo de solicitud de un mes desde el día siguiente a la publicación del Decreto en el Diario Oficial de la región.

Patricia Franco ha destacado que, con la aprobación de este Decreto, ya son seis los nuevos decretos de ayudas que ha impulsado el Gobierno regional desde que el presidente, Emiliano García-Page, firmara con los agentes sociales el Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica de la región con motivo del COVID-19, el pasado 4 de mayo.

“No hay mejor ejemplo de pacto con la sociedad que el haber puesto en marcha un plan de medidas en consenso con los agentes sociales y que se esté tramitando de manera ágil”, ha subrayado la consejera.

La convocatoria de ayudas para prevención de riesgos laborales se publica el jueves

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha anunciado además que el próximo jueves, el Diario Oficial de Castilla-La Mancha recogerá la convocatoria de las ayudas para proyectos de inversión en prevención de riesgos laborales, cuya Orden de Bases se publicó la pasada semana y que incluye una nueva línea destinada a la mejora de la seguridad en los entornos laborales con motivo del COVID-19.

“Las ayudas se podrán solicitar desde el próximo viernes”, ha avanzado Patricia Franco, que ha detallado que se compone de dos líneas. “La primera está destinada a apoyar aquellos proyectos de inversión en instalaciones y equipamientos en centros de trabajo, y está dotada con cerca de un millón de euros”, con una cobertura del 35 por ciento del coste de los proyectos subvencionados y con una ayuda máxima de 15.000 euros por beneficiario, según matizaba Patricia Franco.

Por otro lado, la segunda línea, dotada con 500.000 euros, está dirigida de manera directa al apoyo de la adopción de medidas de seguridad y protección de trabajadores para cumplir con las normas de seguridad frente al COVID-19, “e incluye entre los gastos que se pueden acoger a la ayuda la instalación de mamparas, la adquisición de equipos de desinfección, la instalación de barreras de protección o la compra de elementos estancos para desechos de material sanitario, entre otras”, ha detallado la consejera.

Esta línea prevé una cobertura del 50 por ciento de los proyectos con una ayuda máxima de 2.000 euros. El plazo de presentación de solicitudes será de 15 días, a partir del viernes.

“Esta convocatoria se suma a un gran número de convocatorias que ya han visto la luz en estos meses, como la Línea Aval COVID, que suma ya 4,5 millones de euros en avales para la financiación de nuestras pymes y autónomos; el Cheque Transición o el incremento en las ayudas a la promoción internacional de nuestras empresas, además de la convocatoria de tutores que conformarán las unidades de acompañamiento empresarial de proyectos estratégicos”, ha destacado Patricia Franco, que ha subrayado que en el Ejecutivo autonómico, con el presidente Page a la cabeza, “tenemos toda la maquinaria puesta en marcha para paliar los efectos del COVID, y vamos a hacer todo lo posible para contener al máximo los efectos económicos de la crisis sanitaria”.