Castilla-La Mancha ha adjudicado el contrato de actualización y suministro, instalación y puesta en funcionamiento de las salas de angiografía digital para los servicios de radiodiagnóstico del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete y del Hospital Universitario de Guadalajara, una inversión por valor de 899.998 euros.

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica hoy la resolución de la Secretaría General del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha por la que se da publicidad a la formalización del contrato para la realización de esta inversión que enmarca dentro del Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria 2016-2021 puesto en marcha por el Ejecutivo regional para impulsar la incorporación y renovación de este tipo de equipos en el sistema público de salud de la región.

Aprobada por el Consejo de Gobierno en el pasado mes de agosto, esta renovación permite mejorar de forma notable el parque tecnológico de los Servicios de Radiodiagnóstico de Albacete y Guadalajara, donde se va a actuar en dos salas de radiología intervencionista, que actualmente cuentan con una antigüedad superior a los 11 años.

Esta renovación incluye entre sus prestaciones las últimas innovaciones tecnológicas que se traducen en procedimientos con mayor precisión, velocidad y, sobre todo, mayor confort y seguridad para el paciente y los profesionales.

Radiología intervencionista en Albacete

La sala de Angiografía Digital del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete ha permitido la realización de procedimientos diagnósticos y terapéuticos en todos los órganos y sistemas de los pacientes, desde patologías neurológicas como el ictus y la hemorragia cerebral, patologías vasculares periféricas tanto arteriales como venosas, aneurismas de aorta, patologías digestivas, hepáticas, biliares y pancreáticas, patologías nefro-urológicas y ginecológicas, y con gran repercusión a nivel oncológico tanto por la colocación y manejo de accesos vasculares como por procedimientos terapéuticos como quimioembolizaciones y ablaciones tumorales.

Durante 2019 se han realizado 1.547 procedimientos a 1.429 pacientes lo que suponen 58.000 Unidades de Actividad Radiológica. Casi 400 procedimientos se aplicaron a pacientes de patología Neurológica, tanto Ictus como Hemorragias cerebrales y 1.300 a patologías vasculares, oncológicas, nefrológicas y urológicas.

Se realizaron 360 procedimientos urgentes, de los cuales 144 fueron fuera del horario habitual, en horarios de tarde, noche o en sábado, domingo o festivo. De los procedimientos urgentes cabe destacar la Trombectomía mecánica de 102 Ictus o la embolización de 25 aneurismas cerebrales.

Desde finales de 2019, el CHUA cuenta con un angiógrafo biplano de última generación que incorpora los últimos avances tecnológicos para producir tanto imágenes de alta calidad como aumentar la productividad de los estudios, ofreciendo total y completa simultaneidad entre adquisición de imagen, reconstrucción, visualización, post-procesamiento y transmisión por red.

Angiógrafo digital en Guadalajara

En el caso de Guadalajara, el angiógrafo digital se viene empleando en intervenciones de radiología intervencionista para el tratamiento de patologías tales como trombectomías u obstrucciones en arterias y venas, o bien para la instalación, retirada, cambio y control de catéteres, gastrostomías o colocación de sondas en el estómago, angioplastias o colecistostomías (drenajes de la vía biliar).

El angiógrafo digital se empleó a lo largo del pasado año en un total de 1.208 procedimientos realizados en el Hospital Universitario de Guadalajara. De éstos, 1.077 fueron procedimientos vasculares de carácter terapéutico y 131 fueron procedimientos de tipo diagnóstico.

En el caso de los procedimientos vasculares terapéuticos, las más numerosas fueron las intervenciones relacionadas con la colocación, retirada o control de catéteres (un 43,26 por ciento), el control de procedimientos intervencionistas (un 22,9 por ciento) o drenajes, mientras que en lo relativo a procedimientos de carácter diagnóstico en los que se emplea el angiógrafo digital, el más frecuente fue la colangiografía transhepática percutánea  o análisis de las vías biliares mediante rayos X (casi el 26 por ciento).