Castilla-La Mancha abordará en los próximos meses, la modernización y la consolidación del Sistema de Servicios Sociales y Atención a la Dependencia pensado para las personas.

Así lo ha manifestado la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, durante la Comisión de Bienestar Social sobre la política a desarrollar en los próximos meses en su departamento.

En este sentido, la titular de área de Bienestar Social ha informado sobre su trayectoria profesional y su situación económica y patrimonial; y ha expuesto las líneas de la política a desarrollar por la Consejería, que “sin modificar su estructura, cuenta con el refuerzo de Francisco José Armenta, como director general de Acción Social, y Gregorio Gómez Bolaños, como director general de Infancia y Familia”.

- patrocinador -

Bárbara García Torijano ha indicado que la consejería de Bienestar Social cuenta para este año 2021 con 843 millones de euros, 87 millones más respecto a 2020.

Modelo de Bienestar Social Avanzado

Así, la consejera de Bienestar Social ha detallado que “el Gobierno regional trabaja en el impulso de un modelo de Bienestar Social Avanzado que se adapte, modernice, digitalice, evolucione y haga sostenible el Sistema”. Uno de los pilares fundamentales de este modelo “es el desarrollo de la Economía de los Cuidados, que incluye los cuidados de larga duración a personas mayores y dependientes, el refuerzo del Sistema Nacional de Dependencia y el desarrollo de los Servicios de Proximidad”, ha aseverado la consejera.

Asimismo, Bárbara García Torijano ha avanzado que “esto va a permitir que el Modelo de Bienestar Social Avanzado absorba los fondos provenientes de Europa para la reconstrucción social y económica de la región, lo que va a suponer una inversión de 125 millones de euros; poder realizar inversiones para la modernización de infraestructuras sociales; actualizar las estructuras normativas; impulsar una estrategia de Servicios de Proximidad y avanzar en la transformación digital hacia un sistema de Información Social”, ha remarcado la consejera.

Estrategia de Ordenación de Recursos de Proximidad

En este ámbito, la titular de Bienestar Social ha subrayado que “el Ejecutivo autonómico va a consolidar la Estrategia de Ordenación de Recursos de Proximidad, con la que facilitamos la permanencia de las personas en situación de Dependencia en su entorno con atención personalizada”.

Dentro de esta estrategia, el Gobierno regional ya desarrolla el servicio público y gratuito de Teleasistencia Básica y Avanzada para las personas mayores de 70 años; el Servicio de Ayuda a Domicilio con la forma de 690 convenios de colaboración con ayuntamientos y un presupuesto de 43 millones que se verá incrementado en cinco millones más este año; la Red de Viviendas de Mayores con 155 en funcionamiento y los Servicios de Promoción de la Autonomía Personal (SEPAP-MejoraT), desarrollados en 282 municipios.

Además, Bárbara García Torijano ha asegurado que “el Gobierno regional continuará reforzando estos servicios, y ha destacado el Plan de Telecuidado Avanzado, dotado con 12,5 millones de euros, que tendrá como novedad un cuidador de referencia y pasará de una asistencia reactiva a una predictiva y proactiva”.

García Torijano ha finalizado su comparecencia ofreciendo dialogo y predisposición a los agentes sociales, entidades, formaciones políticas y a los y las profesionales, con “el objetivo de contribuir a la recuperación social y económica de Castilla-La Mancha para no dejar a nadie atrás”, y con el compromiso de avanzar en un Modelo de Bienestar Social transversal, coordinado y unido al desarrollo social, económico y territorial, así como haciendo frente a la despoblación y en el cumplimiento de la Agenda 2030”.