Comsermancha ha puesto en marcha una campaña escolar de reciclaje en inglés destinada a los más pequeños. Este ha sido presentado en el día de ayer por el presidente de la Mancomunidad, Pedro Ángel Jiménez, junto con la representante de la empresa Opportunity Green, Natalia Ortega. La campaña será en inglés y lleva por nombre “Yellow, green and blue, you can recycle too!”. A través de unos 250 talleres, llegará a más de 5.240 escolares de 3º de Infantil, 4º y 5º de Primaria de los 21 pueblos y las dos entidades menores que conforman la Mancomunidad.

La campaña se desarrolla en los centros escolares, según el presidente, porque es necesario concienciar a los más pequeños para crear un hábito y que después ellos trasladen estos conocimientos a sus familiares, pues cada vez es más importante reciclar y hacerlo bien para que los residuos generados puedan ser reutilizados.

Diferentes campañas de reciclaje

Desde hace algunos años, Comsermancha viene desarrollando diferentes campañas de reciclaje en los centros escolares. Con estas acciones se busca educar y concienciar en el reciclaje. En esta línea, la nueva campaña es un paso más en la educación ambiental, al incluir la variable de realizarlo en inglés, cumpliéndose con ello los objetivos de informar y concienciar sobre el medio ambiente y la importancia del reciclado, y contribuir a la enseñanza de un segundo idioma, “muy importante en la sociedad actual”.

A través de las diferentes campañas realizadas, desde la Mancomunidad se ha detectado que todavía falta mucho trabajo de concienciación e información para saber qué tipo de residuos va a cada contenedor, “y más cuando estamos a las puertas de la puesta en marcha del quinto contenedor, el de color marrón”, señala Jiménez, en el que ya está trabajando Comsermancha “y que dentro de muy poco tiempo va a ser una realidad, lo que implicará tener que hacer un pequeño esfuerzo de separar la materia orgánica, que es la que va a ese contenedor”.

La campaña cuenta con un presupuesto cercano a los 17.000 euros a través de fondos de Ecoembes para la concienciación en materia de reciclado.

Campaña ‘Yellow, green and blue, you can recycle too!’

En la actualidad ya se han celebrado 15 de estos talleres, y en general los niños y niñas “están aprendiendo y disfrutando al mismo tiempo”, señalaba Natalia Ortega, principalmente por que los escolares no se sienten evaluados por los monitores, lo que favorece la participación en cada una de las sesiones, de en torno a los 60 minutos.

Antes de la celebración del taller, los centros educativos recibirán diverso material didáctico con el que trabajar en clase hasta la llegada del monitor medioambiental. Este monitor se presentará caracterizado como el personaje del manual didáctico sobre el que ha trabajado cada curso, facilitando con ello el aprendizaje, sobre todo entre los más pequeños, al relacionarlo más fácilmente con el trabajo previo realizado en clase.