La Selección española juvenil masculina en Ciudad Real ya ha comenzado una nueva etapa de preparación de cara al Campeonato de Europa que se celebrará el próximo mes de agosto. Esta concentración tiene como sede el pabellón Quijote Arena, un lugar que a juicio del seleccionador, Alberto Suárez, “es un lujo y un honor” poder disfrutar. El técnico ha resaltado que el pabellón ciudadrealeño es una de las catedrales de este deporte, “un escenario de grandes momentos históricos en el pasado, y de otros grandes momentos que están por venir en el futuro”, añadía, recordando que precisamente el entrenador del Alarcos, Javier Márquez, forma parte de su equipo técnico en esta selección.

La Selección española juvenil masculina en Ciudad Real ya ha comenzado una nueva etapa de preparación de cara al Campeonato de Europa que se celebrará el próximo mes de agosto. Esta concentración tiene como sede el pabellón Quijote Arena, un lugar que a juicio del seleccionador, Alberto Suárez, “es un lujo y un honor” poder disfrutar. El técnico ha resaltado que el pabellón ciudadrealeño es una de las catedrales de este deporte, “un escenario de grandes momentos históricos en el pasado, y de otros grandes momentos que están por venir en el futuro”, añadía, recordando que precisamente el entrenador del Alarcos, Javier Márquez, forma parte de su equipo técnico en esta selección.

La concejala del Deportes, Nohemí Gómez-Pimpollo, ha dado la bienvenida a este grupo de jugadores, que el próximo 21 de julio, a partir de las siete de la tarde, disputará un encuentro amistoso ante el combinado de Rumanía en el Quijote Arena. Las entradas para este partido ya están a la venta al precio de 3 euros, y toda la recaudación se destinará a una causa solidaria, la de la Asociación Española contra el Cáncer, cuyos representantes, con su presidente Félix Peinado a la cabeza, también han participado en este pequeño acto de bienvenida.

Además, los Hispanos Juveniles también han podido compartir pista y juegos con los chicos y chicas que participan esta semana en el Campus Municipal de Balonmano, que han podido aprender de las estrellas del balonmano del futuro.