La danza fuera de los escenarios es posible, pero los intérpretes sienten la ausencia del público, un elemento intangible que convierte cada función en una situación única. El Ballet Nacional de España volverá a sentir la emoción en el escenario del Teatro Circo de Albacete los días 29 y 30 de octubre.

Ballet Nacional de España empieza las giras de ‘Invocación’ en el Teatro Circo de Albacete 1

La última representación del Ballet Nacional de España fue el 7 de marzo en el Teatro Villamarta, cuando la compañía pública de danza española dirigida por Rubén Olmo estrenó el programa Invocación en el cierre del Festival de Jerez. A causa del confinamiento y el cierre perimetral y de espacios de ocio decretado pocos días después, se aplazaron las giras previstas para este programa. Las medidas de seguridad tomadas por la compañía y los teatros que buscan garantizar la salud de artistas, técnicos y público han permitido que el Ballet Nacional retome en el mes de octubre las representaciones de Invocación. Este programa será el que el público de Albacete podrá disfrutar. Posteriormente, viajará a Terrassa (Barcelona), Pozuelo de Alarcón (Madrid), Águilas (Murcia) y Pamplona.

El programa que el Ballet Nacional de España lleva a Albacete ofrece una visión global de la danza española, incluyendo la mayor parte de sus estilos, desde la escuela bolera al flamenco. Está compuesto por las coreografías de Rubén Olmo Invocación bolera y Jauleña;Eterna Iberia, de Antonio Najarro; y De lo flamenco. Homenaje a Mario Maya, de Mario Maya, Milagros Menjíbar, Manolo Marín, Isabel Bayón y Rafaela Carrasco. “Es un programa muy completo en el que podremos disfrutar de un flamenco lleno de vida y de fuerza en el escenario, un ballet de la más pura danza estilizada y una de las escasas coreografías recientes de escuela bolera”, afirma Rubén Olmo.

El director del Ballet Nacional de España aspiró a rescatar para este programa, el primero que diseñó después de tomar posesión del cargo en septiembre de 2019, una obra de Mario Maya, creador con un estilo muy personal. “A pesar de ser uno de los más grandes maestros y coreógrafos que ha tenido el flamenco andaluz contemporáneo, elBallet Nacional de España no disponía en su repertorio de ninguna obra suya. Estoy muy orgulloso de haber podido recuperar para el público actual De lo flamenco”,explica. “Mario refrescó en 1994 la forma de hacer y de sentir el flamenco en el escenario, sobre todo con una gran compañía de bailarines. Este montaje, estrenado por la Compañía Andaluza de Danza, actual Ballet Flamenco de Andalucía, de la que fue el primer director, marcó un antes y un después por su estilización, frescura y movimiento. Aun ahora sigue siendo innovador y totalmente diferente al resto”,añade Rubén Olmo. La música fue un encargo de Mario Maya a Diego Carrasco y Jesús Torres.

El montaje de De lo flamneco que presenta el Ballet Nacional de España incluye dos nuevas coreografías creadas por bailarinas que trabajaron con Mario Maya: Romance del emplazado, de Rafaela Carrasco, yTaranto, de Isabel Bayón. Elprograma incluye además la coreografía de Manolo Marín Los cinco toreros.

También de nueva creación son las coreografías que firma Rubén Olmo. La obra que abre el espectáculo, Invocación bolera, es una de las escasas coreografías actuales de uno de los estilos de danza española más difíciles de interpretar y más apreciados por el público, la escuela bolera.“Creo que es una pieza que recoge la esencia de este estilo, caracterizado por los saltos y el toque de castañuelas, cuyos maestros fueron Mariemma, Ángel Pericet y Antonio el Bailarín, y que he actualizado para los bailarines del Ballet Nacional de España”, asegura Rubén Olmo. La música ha sido compuesta específicamente para esta obra por el compositor y director de orquesta Manuel Busto, quien también firma Jauleña, un solo de transición que mezcla varios estilos, interpretado por Rubén Olmo.

El programa Invocación se completa con la coreografía Eterna Iberia, la última obra que Antonio Najarro creó para el Ballet Nacional de España como director. Estrenada en 2019 en Auditorio y Centro de Congresos Víctor Villegas de Murcia, es un ballet de danza estilizada, un estilo que también se conoce como clásico español, inspirado en grandes maestros como Pilar López. Utiliza elementos tradicionales de la danza española como la capa y el sombrero cordobés. La música fue compuesta originalmente por Manuel Moreno Buendíapara el ballet Eterna Castilla, de Antonio Ruiz Soler, y editada posteriormente en forma de suite con el título Celtiberia.

Actividades pedagógicas

Uno de los propósitos de Rubén Olmo al frente del Ballet Nacional de España es profundizar el proyecto pedagógico que viene desarrollando desde hace años la compañía. En el mes de marzo pasado, coincidiendo con el estreno de Invocación en Jerez de la Frontera, por primera vez el programa BNE al cole se extendió a centros escolares fuera de Madrid. Con esta iniciativa, desarrollada por Maribel Gallardo y Belén Moreno, los y las estudiantes de colegios de la localidad gaditana pudieron asistir a los ensayos del espectáculo en el Teatro Villamarta y a un taller para aprender sobre los elementos y la historia de la danza.

Las circunstancias actuales de aforo y los protocolos de seguridad no permiten la asistencia a los ensayos en el Teatro Circo de Albacete. Sin embargo, un grupo reducido de estudiantes, de 8 a 12 años, del Real Conservatorio de Danza de Albacete presenciarán hoy un taller educativo en las instalaciones de la cafetería del Teatro Circo de Albacete, impartido por Miguel Ángel Corbacho, asistente de dirección del BNE, y Belén Moreno. Además, el director del Ballet Nacional de España, Rubén Olmo, visitará esta tarde el Conservatorio Profesional de Danza José Antonio Ruiz yofrecerá una charla sobre Invocacióna un grupo reducido de alumnos previa a la asistencia de los estudiantes de danza a la representación.