Según los datos del IMSERSO correspondientes al mes de abril, en la provincia de Toledo se está prestando atención a un total de 13.362 personas beneficiarias del Sistema de Atención a la Dependencia, lo que supone un aumento del 54,3 por ciento y 4.702 personas más atendidas, frente a las 8.660 que había en julio de 2015 antes de iniciarse la actual legislatura del Gobierno de García-Page.

Asimismo, el número de prestaciones que se les ofrece, con un total de 15.144, se ha incrementado en un 40,5 por ciento y son 4.368 prestaciones más que en 2015, cuando sólo eran de 10.776.

“Dentro de este avance que un mes más se continúa registrando en la Atención a la Dependencia de la región”, según destacaba el director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez, también se refleja un descenso del 52 por ciento en las solicitudes pendientes de valorar en la provincia de Toledo, “tras haberse resuelto los expedientes de un total de 1.497 personas que estaban en espera y, tanto ellas como sus familias, tienen la tranquilidad de estar recibiendo la atención que necesitan en cada caso, según su situación de dependencia”.

Igualmente en este mismo periodo, se ha reducido en un 46 por ciento el número de expedientes pendientes del PIA (Programa Individual de Atención), con la resolución de un total de 3.612 en lo que va de legislatura.

Gregorio Gómez ha recordado “el empeño del Gobierno regional por seguir avanzando en nuestro Servicio de Atención a la Dependencia” y ponía en valor que “con la Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad de Castilla-La Mancha, aprobada la semana pasada por unanimidad en las Cortes regionales, que blinda los recursos asistenciales y residenciales de las personas mayores de edad con grave discapacidad cuando falten sus familiares y tutores legales, nuestra región se sitúa a la vanguardia nacional y europea en la protección de los derechos de estas personas, garantizados ahora por ley y ante los que ya no cabrán excusas ante eventuales cambios económicos o políticos futuros”.

Evolución en las prestaciones ofrecidas

De todas las prestaciones que reciben las personas en situación de dependencia de nuestra provincia, el ‘Servicio de prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal’ ha registrado un aumento cercano al 198 por ciento, con un total de 1.078 usuarios recibiendo este servicio al finalizar el mes de abril, mientras en julio de 2015 sólo eran 362.

Igualmente, las ‘Prestaciones vinculadas al servicio’ se han incrementado en nuestra provincia en un 121 por ciento, con un total de 1.745 usuarios beneficiarios (en 2015 eran 789). A continuación se sitúan los servicios de Ayuda a Domicilio, con un aumento del 116,5 por ciento y un total de 3.664 personas dependientes atendidas (en 2015 eran 1.692).

Los usuarios de Centros de Día se han incrementado en un 93 por ciento, con un total de 852 personas dependientes atendidas (en 2015 eran 441).

Con respecto al servicio de Teleasistencia, se refleja una subida del 52 por ciento, con un total de 1.389 personas dependientes atendidas, mientras en julio de 2015 eran 912.

Por último, los usuarios de plazas residenciales se han incrementado en 17,7 por ciento, con un total de 3.183 personas dependientes recibiendo atención residencial en la provincia de Toledo hasta finales del pasado mes de abril.