Asaja Castilla-La Mancha cataloga el 2023 como año de gran tension y se enfoca en la liquidez del sector agrario como desafío esencial para el 2024

Asaja C-LM ve 2023 como el año de "la crispación" y marca como reto prioritario en 2024 dotar de liquidez al sector

Asaja Castilla-La Mancha ha definido el año en curso como un periodo marcado por la “crispación” en el ámbito agrario de la región, enfatizando que su objetivo principal será proporcionar liquidez al sector para enfrentar el incremento de los costes de producción. En una rueda de prensa, el presidente José María Fresneda, junto con el vicepresidente primero, Florencio Rodríguez, y la vicepresidenta, Blanca Corroto, destacó la tensión existente en el campo debido al colapso de precios, el ascenso de costos, las presiones medioambientales de la Política Agraria Común (PAC), la falta de criterio en su aplicación y el contexto electoral.

Además, Fresneda denunció la severa sequía que sufre el sector agrícola, la ausencia de planificación hidráulica y las restricciones que amenazan la capacidad de riego de los agricultores. Según él, los mecanismos implementados para abordar estos problemas no han tenido éxito, resultando en una carencia de seguridad jurídica y en dejar al agro a merced de las circunstancias.

Asimismo, señaló las dificultades que enfrenta la ganadería por enfermedades graves y la situación de los cultivos de cereales, que carecen de un modelo que asegure y proteja la producción agrícola española y castellanomanchega. Criticó la excesiva burocracia de la nueva PAC y la falta de pago completo de las medidas, lo que considera un “recorte” para los agricultores.

En cuanto a los retos para el 2024, Asaja ha puesto énfasis en mejorar la gestión del agua, cumplir los compromisos y realizar inversiones en infraestructuras, tomando como referencia soluciones como la aplicada en Doñana y abogando por la negociación entre todas las partes afectadas. La asociación ha presentado su observatorio de costes, haciendo hincapié en la importancia de la sociedad y las administraciones de entender el verdadero costo y esfuerzo que supone la producción. También espera respuesta sobre el plan estratégico de ganadería que han presentado y busca mejorar la rentabilidad del viñedo.

Frente a la necesidad de liquidez en el sector, Fresneda informó sobre un inminente acuerdo entre la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y entidades bancarias. En términos de sanidad animal, aboga por establecer protocolos de actuación y mayor control en la cadena alimentaria para prevenir futuras crisis.

Por último, con respecto a la PAC en 2024, espera “noticias buenas” y resalta la colaboración entre el Gobierno regional y Asaja, aunque lamenta que implementar nueva normativa puede retrasarse varios meses. Concluir con la incertidumbre legal, asegurar la soberanía alimentaria y detener los ataques al sistema productivo están entre los desafíos destacados para el próximo año.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×