El Gobierno de Castilla-La Mancha va a colaborar con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) para argumentar, en las negociaciones de la reforma de la Política Agrícola Común en Bruselas, que es necesario mantener el presupuesto de la misma para el periodo 2021-2027 para garantizar que el sector pueda seguir manteniendo su actividad diaria.

Lo manifestó el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, al asistir a la presentación del Anuario 2018 de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), que se llevó a cabo en el Consejo Económico y Social de Madrid con el título ‘El futuro de la PAC. La agricultura familiar como garantía de sostenibilidad y progreso’.

“Tenemos que hacer posible que la PAC siga siendo prioritaria en la UE”, ha dicho Martínez Arroyo, quien ha continuado explicando que “trabajamos para que recursos públicos que se asignan a agricultores y ganaderos no disminuyan con respecto al periodo actual”.

En esta línea, ha indicado, que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se va a colaborar en todo momento con el Ministerio para conseguir ese objetivo dado que “es necesario que una parte de nuestros impuestos, de los recursos públicos de los presupuestos europeos, se destine a los agricultores y ganaderos” ya que “no se puede perder ni un solo céntimo para este sector tan prioritario”.

“Nuestra Comunidad es rural”, ha explicado, y parte de su desarrollo depende de que “nuestros agricultores y ganaderos sigan generando actividad día a día en nuestros pueblos”.

De esta forma, agradeció el compromiso de UPA con aquellos que “se juegan su dinero en la agricultura” y la defensa al sector agraria, ambas cuestiones que comparten con el Gobierno regional.

Francisco Martínez Arroyo, que ha sido recibido por Julián Morcillo, secretario general de UPA Castilla-La Mancha, ha compartido la jornada con Lorenzo Ramos, secretario general de UPA a nivel nacional, así como con Begoña García Bernal, consejera de Extremadura, además de con Joaquín Olona, consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de Aragón, que ha defendido el acuerdo firmado con Castilla-La Mancha en Almagro para el futuro de la PAC, apostando por la agricultura familiar, profesional y el relevo generacional.

Desde la Fundación de Estudios Rurales de UPA se edita y publica este anuario desde hace ya 25 años, y para el mismo se ha contado con la contribución de más de 500 autores que, año tras año, realizan una reflexión intelectual sobre los aspectos que afectan a la vida del mundo rural y a la conformación del espacio intelectual del sector agroalimentario.