El Área Integrada de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha trazado un plan para mejorar de forma progresiva la accesibilidad a sus centros, adaptándolo a la realidad de los pacientes con movilidad reducida y aquellos que tienen necesidades especiales.

De este modo, se ha comenzado por el Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera y, poco a poco, se extenderá a los centros de salud, en función de la realidad de cada uno de ellos y de sus necesidades.

En este sentido, se ha avanzado, por ahora, en dos direcciones. Por un lado, se ha actuado sobre el entorno del Hospital, tanto en la zona de aparcamiento como en los viales y las aceras, mientras que por otra parte se ha puesto en marcha una renovación de la cartelería, adaptada a las necesidades de este perfil de usuarios.

Reordenación del entorno

En lo que se refiere al entorno, se ha reformulado el espacio de aparcamiento del centro hospitalario, dotándolo de más plazas para personas con movilidad reducida, al tiempo que se ha mejorado el tránsito de los peatones, con nuevas zonas de paso y con un acondicionamiento de las aceras.

Así, han creado cinco nuevas plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida, todas ellas en el entorno de la puerta de acceso al área de consultas externas del Hospital. Con ello, se ha incrementado el número de plazas disponibles para este perfil de usuarios, suponiendo ya el 5 por ciento del total de plazas sobre el total, muy por encima del 2 por ciento que marca la normativa.

Asimismo, se han reubicado dos plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida, acercándolas a la puerta de Urgencias, facilitando de esta manera el acceso a este servicio esencial.

Por otra parte, para evitar percances, tanto a los vehículos como para los peatones, se han sellado las grietas y desperfectos existentes en la calzada. En la misma línea, se ha asfaltado un camino de tierra que daba acceso a la zona de consultas externas y se ha habilitado un nuevo paso de peatones, para el acceso al recinto hospitalario desde la Avenida de la Constitución, al tiempo que se han rebajado las aceras para favorecer el acceso de personas con dificultades de movilidad.

Además, se está procediendo a repintar toda la señalización horizontal del aparcamiento del centro, favoreciendo de esta manera la movilidad y garantizando la seguridad vial dentro del recinto hospitalario.

Por último, entre las acciones de este plan se incluye la señalización de varias plazas de aparcamiento para embarazadas, en el entorno de consultas externas y Urgencias, con el objetivo de favorecer el acceso de estas personas a las consultas durante los últimos meses de embarazo.

Nuevos sistemas de comunicación

En cuanto a la renovación de la cartelería del Hospital, una iniciativa incluida en el Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria, se está llevando a cabo de forma progresiva, incorporando Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (SAAC), que no son sino formas de expresión distintas al lenguaje hablado cuyo objetivo es aumentar y compensar las dificultades de comunicación y lenguaje de personas con necesidades especiales.

Entre las causas que pueden hacer necesario el uso de este tipo de sistemas de comunicación se cuentan la parálisis cerebral, la discapacidad intelectual, los trastornos del espectro autista, algunas enfermedades de carácter neurológico o las pluridiscapacidades, entre otras muchas.

Así, estos símbolos, que por ahora se han instalado en varias zonas del área que ocupan las consultas externas y en Radiología, son una adaptación del catálogo de pictogramas del Gobierno de Aragón. El objetivo es, una vez completada la renovación completa de la cartelería del Hospital, comenzar a modificar las de los centros de salud que forman parte del Área Integrada de Talavera de la Reina.