El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha destacado que el acceso al agua es uno de los principales problemas que preocupan actualmente a los ciudadanos de Castilla-La Mancha, un recurso que es imprescindible para el modelo de desarrollo rural por el que se apuesta desde el Gobierno regional y que será el que garantice tanto “la población” como “el futuro” de la propia región.

Francisco Martínez Arroyo, así lo ha indicado a los medios de comunicación de manera previa a su participación en las XVII Jornadas de Acercamiento a los Jóvenes de las Instituciones Públicas organizadas por EFA Moratalaz-Manzanares con 60 alumnos de 1º de Grado Medio de Electromecánica y Carrocería de Vehículos y de Grado Superior de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma.

Apuesta por un desarrollo rural ligado al acceso al agua que será el que garantice “la población y el futuro” de Castilla-La Mancha 1

Ha sido aquí, en la comarca de La Mancha, donde el desarrollo depende de la agricultura y de la industria alimentaria y “de manera directa del recurso más imprescindible que es el agua”, donde ha trasladado la importancia de mantener el medio rural.

Ha recordado que en la manifestación de ayer en Madrid para reivindicar el papel del medio rural en la que participó, se intentó transmitir el mensaje de que “el medio rural está vivo” y “necesita apoyos”, resaltando que “no podemos construir la sociedad sin contar con una parte tan importante como el medio rural”.

Así, ha dicho, que entre todos hay que hacer posible que el mundo rural “tenga futuro”, tanto en la comarca de La Mancha, donde existe desarrollo, como en otras comarcas como la de Molina de Aragón más afectada por la despoblación porque “todo ese medio rural es la raíz de Castilla-La Mancha y va a ser sin duda una de las fuentes de su riqueza futura”.

Momento “clave” para alcanzar un acuerdo en favor de la rentabilidad de las explotaciones

En esta línea, ha explicado que estamos en “un momento clave” para alcanzar un acuerdo “entre todos” que permita mejorar la rentabilidad de las explotaciones de agricultores y ganaderos de la región, garantizando la utilización del agua.

Apuesta por un desarrollo rural ligado al acceso al agua que será el que garantice “la población y el futuro” de Castilla-La Mancha 2

De esta manera, ha abogado por encontrar una solución a los pozos de explotaciones prioritarias en el Alto Guadiana, sobre todo, para que los jóvenes y profesionales que se quieren dedicar a la agricultura “lo puedan hacer con agua y ese es el desarrollo rural que necesitamos y que va a garantizar la población y el futuro de Castilla-La Mancha”.

Además, Francisco Martínez Arroyo ha valorado el trabajo que se realiza en las escuelas familiares agrarias, en concreto la de Moratalaz, donde ha visitado sus talleres junto a su director, Pedro José Yuste, y ha podido compartir la jornada con sus alumnos; un centro de formación profesional dual, ubicado en una zona rural y que supone un impulso para la formación profesional de los jóvenes de la comarca, que son quienes van a formar parte del mercado laboral y ejercerán su trabajo en sus municipios.