La concejala de Igualdad, Ana Belén Chacón, ha asistido a la última de las sesiones del proyecto piloto “Échame una pata”, un programa de seguridad y atención a las víctimas de violencia de género a través de perros de protección.

La concejala de Igualdad, Ana Belén Chacón, ha asistido a la última de las sesiones del proyecto piloto “Échame una pata”, un programa de seguridad y atención a las víctimas de violencia de género a través de perros de protección.

Con este proyecto el Ayuntamiento de Ciudad Real busca un doble objetivo: la protección a las mujeres víctimas de violencia, y la protección a los animales abandonados acogidos en protectoras, mediante la adopción y búsqueda de un hogar idóneo para ellos.

En esta sesión, las mujeres seleccionadas por el Centro Local de la Mujer le han trasladado a la concejala sus impresiones sobre este programa por el que han tenido a disposición perros adiestrados específicamente en su cuidado y protección desde una perspectiva de acompañamiento emocional.

“Psicoanimal”, la entidad que ha gestionado el proyecto, ha valorado muy positivamente el desarrollo del mismo, ya que a través de las intervenciones con los perros se consigue crear un espacio de seguridad y confianza con estas mujeres, y se trabajan conceptos tanto de gestión emocional como de educación canina.

Ahora la Concejalía de Igualdad evaluará los resultados de este proyecto piloto para valorar su continuidad en próximas ediciones.