La localidad de Ciudad Real, una de las afectadas por la primera ola del coronavirus, se reinventa para que el impacto sea menor en sus negocios. Una nueva plataforma o ‘Amazon del pueblo’ recoge la oferta de sus pequeños comercios con el objetivo de que consiga visibilidad y aumenten sus ventas.

Detrás de esta iniciativa se encuentra el Ayuntamiento de Ciudad Real y su Cámara de Comercio que, junto a Social WoW,  startup nacida en la cuarentena para a digitalizar pueblos enteros,ha puesto en marcha el portal Comercio Ciudad Real, del que podrán beneficiarse, de forma totalmente gratuita, los más de 1700 comerciosen un tiempo récord de 7 días, desde el momento que activan su presencia en la misma.

Para ello, Social WoW compartirá en la plataforma información e historia de cada uno de los negociosyproductos que se venden en los mismos. Además, darán difusión a la marca Comercio Ciudad Real a través de las redes sociales, que van a ser el altavoz de todo lo que sucede en el municipio y sus comercios.

“Comercio Ciudad Real es un proyecto sólido de digitalización del comercio local del municipio, y forma parte de nuestra estrategia de apoyo a la pyme para afrontar los grandes retos que estamos viviendo. Para ello contamos con el apoyo de un socio eficaz y solvente como Social WoW, especializado en proyectos de digitalización por toda España.” Destaca Pedro Maroto, Presidente del IMPEFE y Concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Ciudad Real.

Para llevar a cabo los proyectos digitales, Social WoW ha reinventado el modelo tradicional de franquicia. Selecciona a profesionales del marketing o pequeñas agencias locales a las que provee de su marca, formación, tecnología, proveedores y proyectos, por lo que se crea empleo y riqueza en la zona. “Para nosotros es clave fomentar el empleo local e identificar el talento que existe en cada lugar. Por ejemplo, para la digitalización de Ciudad Real contamos con un franquiciado o ‘agente local’ residente en la zona. Con este modelo, podemos dar servicios de gran calidad a precios accesibles. Además, fomentamos el empleo local, ya que un franquiciado residente en Ciudad Real, que conoce los negocios con los que se va a trabajar, es el que lleva a cabo los proyectos y factura los servicios”, comenta Ismael Teijón, CEO de la startup.

Ciudad Real sigue los pasos de Fabero y Toreno que ya han puesto en marcha esta iniciativa para que sus todas sus pymes tuvieran visibilidad digital. Tras ellos, más de 200 pueblos están interesados en crear sus propias plataformas.