El Teatro de Almodóvar del Campo fue anoche marco para la presentación en sociedad, bajo invitación para tener control del aforo reducido que implica la pandemia, de ‘Una Palabra’, el corto documental con el que el Ayuntamiento pone énfasis y da visibilidad a la violencia de género en pequeñas poblaciones rurales.

Almodóvar del Campo al frente de la lucha contra la violencia de género en ámbitos rurales en toda España 1

El trabajo firmado por el cineasta y abogado del turno de oficio que da cobertura legal a víctimas de esta lacra José Antonio Merchán, y que en poco más de 20 minutos describe la singularidad de esta triste realidad en enclaves diseminados donde no hay fácil acceso a los recursos de apoyo que sí suele haber en ciudades mayores.

El evento contó antes del estreno, con diversas intervenciones para remarcar como la violencia de género tiene estos y otros agravantes, que añaden una casuística muy peculiar que sufre, por añadidura, la mujer que agredida en cualquiera de las formas en que todas las violencias machistas pueden llegar a manifestarse.

José Lozano, alcalde de la localidad, felicitó al director por realizar “un trabajo lleno de emoción” en torno a una lacra que “en ámbitos rurales se produce también en sus poblaciones por lo que tenemos que darla a conocer a la sociedad y, por ello, mi reconocimiento a las asociaciones que han colaborado de una manera extraordinaria”.

Se trata de las Asociaciones de Amas de Casa de Almodóvar del Campo, Tirteafuera y Fontanosas, AIDAC-Oretania, así como a AFAMMER, desde sus entidades nacional y comarcal para Almodóvar del Campo y el Valle de Alcudia, además de la Comandancia de la Guardia Civil y del Centro de la Mujer.

También de la Concejalía de Mujer e Igualdad, de cuya titular, Yolanda Molina, el regidor destacó su compromiso firme porque, “aunque hasta esta legislatura en la que llegó no tenía ninguna experiencia en lides de gestión municipal, está haciendo una labor perfecta y se está desviviendo por el área que lleva”.

La aludida se mostró muy satisfecha por la excelente acogida de ‘Una Palabra’ en su estreno, y enfatizó acerca de cómo “desde el primer momento que vimos con las chicas del Centro de la Mujer la posibilidad de hacer realidad este proyecto, coincidimos en lo positivo que podría entrañar a esta realidad y por eso decidimos apostar en ello”.

Por eso Yolanda Molina adelantó en su intervención como a partir de este momento del estreno de la producción acogida al Pacto de Estado contra la Violencia de Gënero, girará por todo el municipio “para que todos nuestros habitantes tengan la oportunidad y el gusto de poder verlo y valorarlo”.

La munícipe recalcó el firme compromiso del Ayuntamiento para “acabar con esta lacra como sea, pues hay muchísimas víctimas de violencia de género en el ámbito rural, con circunstancias que agravan esta situación que no ayudan sino que lo hacen mucho más difícil, tanto físicamente como también y sobre todo psicológicamente”.

Molina, después de varios meses trabajando en el cortometraje, recalcó lo “especialmente orgullosa que estoy de la gente con que he contado para hacer posible este trabajo”, a las mujeres participantes, asociaciones y personal benemérito y “muy en particular, a las cuatro profesionales de plantilla de nuestro Centro de la Mujer”.

Una de ellas, la responsable del área jurídica, Ana Portillo, reconoció el ‘arduo’ trabajo realizado para concretar el proyecto, pero también la “muchísima alegría porque empezamos con mucha ilusión y luego, conforme íbamos avanzando, con la alegría de ver cómo la gente iba colaborando, asociaciones y una serie de mujeres que han podido dar su testimonio, tanto profesionales como personas normales de la calle”.

Más allá de eso, la técnica explicó “lo importante es que con esta proyección vayamos profundizando en esa campaña de sensibilización que, gracias a la labor de José Antonio Merchán y también con el gran simbolismo que le ha impregnado podamos concienciar a la gente de que esto, efectivamente, se tiene que cortar”.

Advirtió que “por desgracia, en lugar de irlo consiguiendo, están apareciendo otras formas de violencia que quizá muchísimos más dramáticas, como esa violencia vicaria a la que ha aludido en alcalde” y por eso, apostillaba, la necesidad de emplear este tipo de herramientas audiovisuales para darle con ellas la máxima difusión posible.

Portillo le dio un valor especialmente relevante al empeño de la Concejalía y su titular en este sentido, “Nos da mucho cariño en nuestros planteamientos y la verdad es que solo tenemos palabras constantes de elogio para ella”, reconociendo su “compromiso total en la causa de la lucha contra la violencia de género desde “su humildad y afán colaborativo”.

Los énfasis de ‘Una Palabra’

Merchán, por su parte, apuntó que “hemos intentando plasmar en nuestro cortometraje todo lo que entendemos es necesario para hacer frente, de una vez por todas, a esta lacra que afecta a nuestra sociedad y creemos que la manera de erradicar la violencia de género no es la simple denuncia, sino que se han de poner en boga una serie de valores”.

Valores que debe enarbolar la sociedad en general y en particular las instituciones públicas, “como la educación, la formación, la independencia, el empleo y, por supuesto, la igualdad que debe haber entre hombres y mujeres en nuestra sociedad”, fomentándolo desde las generaciones más nuevas “desde bien pequeños”, dijo Merchán.

Por eso ahora ‘Una Palabra’ comienza, en paralelo a sus exhibiciones en el municipio, tanto el Almodóvar del Campo como en pedanías, un periplo en festivales a nivel nacional, “invitando a quienes lo vean a que hagan la reflexión oportuna acerca de que la violencia de género es todavía más cruenta cuando se produce en entornos rurales”.

El director de esta producción, que lleva el sello de Santa Ana Films, en colaboración con Marwan Films, insistía en que “a consecuencia de la despoblación, las víctimas tienen más dificultades que las de entornos urbanos, donde los servicios de apoyo y las ayudas correspondientes llegan con mucha más facilidad”.

Con la asistencia de Carmen Quintanilla

Carmen Quintanilla se refirió en el acto a su orgullo y el honor de haber tenido la ocasión de intervenir en ‘Una Palabra’, enfatizando como el cine “es crítica, es cultura, es denuncia y es poner en valor lo que, por ejemplo, se ha hecho con este maravilloso cortometraje, denunciando el silencio de las mujeres rurales que sufren la violencia de género”.

Y con ella, abundaba la presidenta nacional de AFAMMER, “el terror, el aislamiento, la tristeza, el desgarro”, agradeciendo a Merchán y al Ayuntamiento su afán por dar “la palabra a las mujeres rurales de Almodóvar del Campo”, así como también a cuantas asociaciones han hecho posible este gesto para con las habitantes del Valle de Alcudia.

Su homóloga local, Mari Carmen Cervera, apuntaba de ‘Una Palabra’ lo elegante de su contenido “y eso que hablar de violencia de género y elegancia es complicado”, destacando por tanto que el cortometraje “está hecho con una sensibilidad especial”, deseando que “ojalá no hubiera sido necesario hacer documentales de este tipo y no tuvieran que ser noticia en los telediarios estos casos”.

Hay que resaltar también, entre otros asistentes junto a diferentes miembros de la Corporación municipal, la del presidente de la federación provincial Oretania Ciudad Real, Eloy Sánchez de la Nieta, quien también intervino desde el escenario arropando a la asociación local AIDAC-Oretania.