A partir del jueves, productores de 245 localidades de Castilla-La Mancha podrán beneficiarse de la nueva flexibilización de la Política Agrícola Común (PAC)

Agricultores y ganaderos de 245 municipios de CLM podrán acogerse a partir del jueves a la flexibilización de la PAC

A partir del próximo jueves, 1 de febrero, agricultores y ganaderos de 245 municipios de Castilla-La Mancha podrán beneficiarse de las nuevas medidas de flexibilización de la Política Agraria Común (PAC), anunció el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán. Esta acción responde a la necesidad de atender las adversidades ocasionadas por la persistente sequía en la región.

En detalle, las áreas afectadas incluirán la totalidad de la provincia de Albacete, el Campo de Montiel en Ciudad Real y La Manchuela conquense. No obstante, se abre la posibilidad de extender estas medidas a otros territorios si se considera necesario debido a las condiciones climáticas.

Castilla-La Mancha se posiciona como la primera comunidad autónoma en España apta para flexibilizar la PAC sin repercusiones punitivas para el sector agropecuario. “Se hará con todas las de la ley”, enfatizó Lizán, subrayando el esfuerzo por mantener un diálogo constante con el Ministerio.

La selección de municipios para la aplicación de la flexibilización se basa en los índices de sequía, principalmente en aquellos por debajo del 0,84, nivel que compromete el desarrollo de los cultivos según el consejero.

Entre las medidas concretas se encuentra la reducción del período de pastoreo de 120 a 90 días y la ajustada carga ganadera, que varía entre 0,1 y 1,2 Unidades de Ganado Mayor (UGM) por hectárea en pastos mediterráneos, y entre 0,2 y 2 UGM en pastos húmedos. Se flexibiliza también la rotación de cultivos, permitiendo hasta el 40% de barbecho en ciertas explotaciones, así como la relajación en la obligatoriedad de la rotación en comparación con el año anterior.

Para la siembra directa, se facilitan ciertas labores agrícolas verticales y se precisa que las cubiertas vegetales deben mantenerse sin modificar la estructura del suelo. Igualmente, los apicultores experimentarán una disminución en el tiempo de retención obligatorio de seis a cuatro meses.

Lizán expresó satisfacción por el progreso alcanzado, fruto del diálogo con organizaciones agrarias. A pesar de los desafíos climáticos, se promueve el desarrollo de actividades agrarias vitales para la región.

Frente a los acontecimientos en la Unión Europea, donde se observan movilizaciones de agricultores y ganaderos, Lizán anticipa que España podría experimentar situaciones similares. Si bien reconoce la importancia de las medidas implementadas por Europa en pro de la sostenibilidad, apunta a la creciente dificultad en el desarrollo de las actividades agrarias, instando a un equilibrio con la viabilidad económica del sector.

Finalmente, Lizán respondió a las declaraciones de Gabriel Attal del Gobierno francés, quien acusó a los agricultores españoles de “competencia desleal”. Lizán desestimó este señalamiento como un acto de defensa ante la tensión francesa, defendiendo que España y otros países de la UE cumplen con las mismas normas de la PAC. En defensa de la agricultura y ganadería españolas, concluyó enfatizando que cualquier acción se enmarca siempre dentro de los límites reglamentarios europeos, garantizando la seguridad alimentaria y el mantenimiento del sector.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×