¿Eres de los que tienen en casa una o varias paredes empapeladas? Entonces ya te habrás dado cuenta de que ni es tan sucio como se piensa, ni requiere de un mantenimiento tan complejo, salvo excepciones. Ahora bien, de vez en cuando es necesario limpiar el papel pintado para lograr que siempre esté perfecto. ¿Quieres saber cómo tienes que hacerlo?

Es uno de los revestimientos en alza a la hora de decorar las paredes y es lógico, porque es decorativo, elegante y muy versátil. Nos encanta el papel pintado y lo queremos poner en cualquier espacio. Hoy eso es posible gracias a los diferentes tipos que existen. Pero, ¿qué ocurre cuando llega el momento de limpiar el papel pintado? ¿Se puede hacer de forma sencilla? ¿Cómo? ¿Con qué productos? A continuación, todas las respuestas.

Limpiar el papel pintado es sencillo

limpiar el papel pintado

Mi experiencia con el papel pintado ha sido totalmente reveladora. Yo pensaba que sería bastante sucio y delicado y no me decidía a ponerlo en casa, eligiendo siempre la pintura plástica. Hace aproximadamente un año decidí apostar por el papel y lo coloqué en una pared de un dormitorio. Pues bien, el balance no puede ser más positivo. El papel pintado ha resultado ser más resistente a las manchas y a la suciedad que la pintura plástica y continúa estando en perfectas condiciones.

Es cierto que limpiar el papel pintado se hace necesario de vez en cuando, y que siempre hay que hacerlo con cuidado. Pero si sigues unas recomendaciones básicas y tomas precauciones, lo mantendrás como nuevo durante mucho tiempo.

A cada papel, su mantenimiento

limpiar el papel pintado

Uno de los factores que más determina la forma en que debemos limpiar el papel pintado, así como los resultados que obtendremos, es el tipo de material del que se trate. Es muy importante saber qué tipo de papel pintado tenemos en las paredes para saber qué tratamiento aplicar.

El papel vinílico, por ejemplo, es el más fácil de limpiar, ya que soporta estoicamente sin problemas la humedad. De hecho, es el papel pintado que se coloca en cocinas y baños. Para dejarlos como nuevos basta con frotar con un trapo mojado y escurrido en agua jabonosa, sin empaparlo en exceso.

El papel pintado tejido no tejido, fabricado a partir de una mezcla de fibras sintéticas y es bastante resistente, pero no admite el agua. Hay algunos más lavables que otros, en función de las características de los papeles.

Lo mismo ocurre con el papel pintado tradicional, de fibras de celulosa. Es menos resistente y puede ser más o menos lavable. El fabricante ha de indicar en qué grado lo es en la ficha del producto.

Cómo proceder en cada caso

8 consejos para limpiar el papel pintado sin echarlo a perder 1

Lo primero que tienes que hacer a la hora de limpiar el papel pintado es retirar el polvo de la superficie utilizando un plumero de microfibra, por ejemplo, que te ayudará a llegar a todos los rincones, incluso los más altos. Esta tarea es conveniente llevarla a cabo una vez al mes, más o menos. Comienza por la parte superior de las paredes y ve bajando, trabajando por secciones de forma ordenada.

Las paredes de papel vinílico, en especial si están en la cocina o el baño donde pueden ensuciarse más, necesitan una limpieza más profunda con agua y jabón y una esponja sueva bien escurrida. Frota muy ligeramente toda la pared y seca con un paño de microfibra.

Para eliminar manchas puntuales en un papel pintado tradicional o tejido no tejido, lo mejor es probar con una goma de borrar. Si esta solución no es efectiva, puedes probar con un paño húmedo, teniendo mucho cuidado de no frotar de forma agresiva porque estropearás el papel.

Las manchas de grasa pueden tratar de limpiarse con maicena o con polvos de talco. Ambos productos actúan de forma similar, absorbiendo la grasa. Aplica cualquiera de los dos sobre la mancha y tapa con film de plástico. Espera 24 horas y después retira el producto.

Cosas que nunca debes hacer

8 consejos para limpiar el papel pintado sin echarlo a perder 2

Puede que no sepas muy bien cómo limpiar el papel pintado de las paredes, pero lo que sí es importante es saber qué cosas no debes hacer, a no ser que quieras echarlo a perder.

No debes usar alegremente ningún producto para limpiar el papel pintado, por mucho que te lo hayan recomendado. Antes haz una prueba en un lugar poco visible.

Nunca uses productos de limpieza agresivos, como la lejía o el amoniaco. No tienen buenos resultados a la hora de limpiar el papel pintado.

No lo rasques nunca con espátulas u otros objetos punzantes, a no ser que quieras hacer un agujero en el papel. Tampoco puedes frotar con estropajos ni esponjas duras. Incluso con un trapo húmedo debes frotar de forma muy suave.

Si tienes en cuenta estas recomendaciones, conseguirás que tus paredes de papel pintado estén siempre limpias y perfectas.

Más en la Revista de Decoración de interiores y Hogar.

- todos contra el coronavirus -Si tienes sintomas del coronavirus, ¿qué hacer?