El Gobierno regional ha concedido para este nuevo curso 2018-2019 un total de 8.206 ayudas de comedor escolar y 24.587 para el uso de libros de texto, destinadas a familias de la provincia de Toledo con rentas bajas o en riesgo de exclusión.

El número de estudiantes beneficiarios de estas ayudas en la provincia se ha incrementado, con respecto al pasado curso, un 30,4 por ciento en el caso de comedores escolares (con 1.915 estudiantes más) y un 3,8 por ciento en las ayudas para libros de texto (con 921 estudiantes más), “unos datos que suponen una muestra más del compromiso del Gobierno de Emiliano García-Page con un sistema educativo de calidad que garantice la igualdad de oportunidades a todos nuestros alumnos y alumnas”, según señalaba el director provincial de Educación, Cultura y Deportes, José Manuel Almeida.

En este sentido, el director provincial ha recordado que tanto el número de ayudas concedidas de comedor escolar como para el uso de libros de texto se ha venido incrementando curso tras curso.

Así, de las 4.671 ayudas de comedor escolar concedidas en la provincia de Toledo en el curso 2016-2017, se llegó a 6.291 en el pasado curso 2017-2018, hasta alcanzar en este nuevo periodo lectivo que comienza en septiembre las 8.206, de las cuales 4.913 corresponden a ayudas sufragadas al cien por cien y las 3.293 restantes al 50 por ciento, en función de la renta de la familia solicitante.

Por otro lado, en cuanto a las ayudas para el uso de libros de texto por el alumnado de Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria matriculado tanto en centros públicos como privados concertados de la provincia de Toledo, se ha ido pasando de las 18.304 subvenciones concedidas en el curso 2016-2017, a las 23.666 durante el anterior 2017-2018, hasta un total de 24.587 estudiantes de la provincia que en este nuevo curso 2018-2019 se beneficiarán de dichas ayudas.

El nuevo proyecto ‘Carmenta’ de utilización de tabletas digitales en lugar de libros

Entre las novedades de este curso, en la concesión de ayudas para libros está el llamado proyecto ‘Carmenta’, iniciativa que permitirá al alumnado de los centros educativos adheridos al mismo la utilización de tabletas digitales en lugar de libros de texto en determinadas asignaturas.

De esta forma, el proyecto ‘Carmenta’ se ha integrado en el sistema de ayudas para el uso de libros de materiales curriculares, de forma que el alumnado beneficiario de dichas ayudas recibe, en vez de los libros, una tableta en préstamo con las licencias de los libros digitales que le correspondan según el tramo de ayuda concedida.

En el caso de la provincia de Toledo, son un total de 20 centros los adheridos a dicho proyecto, de los cuales 19 son de Educación Primaria y uno de Secundaria.

Por último, otra novedad de este nuevo curso 2018-2019 ha sido que las familias sólo han tenido que presentar una única solicitud para poder acceder tanto a las ayudas de uso de libros de texto, como a la de comedores escolares, lo que ha facilitado la tramitación de las mismas y la no duplicidad de presentación de documentación tanto para las familias como para los centros educativos.