Más de 60 menores, de edades correspondientes a Infantil y Primaria, disfrutan desde el inicio del mes de los talleres de inmersión en inglés organizados por el Consistorio de Almodóvar del Campo y desarrollados por la especialista Gema Pérez Pinto y su equipo.

Talleres lúdicos, de temáticas muy variadas y atractivas para sus participantes, que tienen lugar cada martes y jueves en el Centro Cultural ‘Casa de la Marquesa’ y cuyo número, tras superarse todas las previsiones, se ha tenido que ampliar a los tres turnos.

De tal forma que hay un grupo mixto, con menos integrantes pero que alberga a todas las edades, cuya hora de inicio está fijada a las 9,30 horas, tomando luego el relevo el grupo exclusivo de los más pequeños a las 10,30 y a las 11,30 empieza el grupo de júnior.

La edil Virginia López explica que “desde el equipo de Gobierno éramos muy conscientes que los niños ya merecían este verano actividades”, por lo cual decidieron ofrecer una propuesta diferente y provechosa, a través de la academia de inglés de Gema Pérez.

“Con ella trazamos estos talleres en los que a través del inglés se hacen actividades muy diversas”, dice López, quien expresa la satisfacción que “nos hemos encontrado con la respuesta recibida, con los talleres completados e incluso teniendo que abrir otro más”.

Y es que, como explica la propia Pérez Pinto, “nuestro objetivo es aprender inglés de la forma más divertida que se pueda, porque es verano y ya no necesitamos libros ni gramáticas y la mejor forma es a través de las experiencias”.

De momento ya han trabajado la práctica idiomática a través de la robótica, la música o experimentos científicos, “experiencias únicas que ellos no olviden y, sobre todo, con las que enlacen vocabulario, palabras y expresiones en un entorno de inmersión lingüística”.

La especialista en ingles se muestra muy contenta con la acogida de Almodóvar del Campo. “No puede ser mejor”, dice y reconoce la oportunidad de desarrollar su actividad en un espacio tan emblemático como es la ‘Casa de la Marquesa’.

Otro de los aspectos que han buscado cuidar Ayuntamiento y la propia Gema es el relacionado con el calor y el sol, por eso los talleres se han programado a horas que facilitan la asistencia en horas de menor temperatura y haciendo uso de los espacios a la sombra existentes en el patio y del toldo del que también dispone el Centro Cultural.

Gema Pérez Pinto, junto a su equipo de apoyo, están pendientes de que los menores asistentes puedan respetar medidas para evitar contagios y, además del espacio al aire libre que se ocupa, se usa gel hidroalcohólico y otras medidas en esa línea.

Indicar por último que para facilitar la participación, se estableció una cuota de inscripción de apenas 10 euros y que tras la finalización del mes de julio comenzarán los talleres análogos del mes de agosto.