El director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Julián Martín Alcántara, ha destacado que, durante el pasado año 2018, el número de accidentes de trabajo en la provincia de Toledo ha descendido, con un total de 303 accidentes laborales menos con respecto a 2017, “siendo el segundo año consecutivo que desciende la siniestralidad en nuestra provincia, tanto en estos valores absolutos como en la tasa de incidencia, con una bajada de un 7,3 por ciento”, dado que se han producido menos accidentes ante un mayor número de trabajadores.

En este sentido, subrayaba que “es importante tener en cuenta” que este nuevo descenso en la siniestralidad se ha producido cuando “el mercado laboral de 2018 en la provincia de Toledo tiene 6.877 trabajadores más de los que había el año anterior y 18.921 trabajadores más que en 2015, al inicio de la actual legislatura, lo que supone un incremento superior al 11 por ciento”.

La provincia de Toledo ha cerrado 2018 con un total 182.260 trabajadores afiliados a la Seguridad Social. Estos datos de balance anual han sido analizados en la reunión de la Comisión Provincial de Seguridad y Salud Laboral, que ha estado presidida por Julián Martín Alcántara.

Por sectores, la tasa de siniestralidad laboral ha bajado el pasado año en todos ellos, especialmente en el sector de Servicios, con un descenso del 11,9%, mientras el menor descenso se ha registrado en el de la Construcción, con una bajada del 3,1%, según apuntaba el director provincial.

Este año 2019, se aumentará la vigilancia y control

“No obstante y atendiendo a la gravedad de los accidentes”, tal y como detallaba Julián Martín, en 2018 se han registrado incrementos “tanto en los accidentes graves –con 10 más que en 2017-como en los accidentes mortales -con 3 más que el año anterior”.

Por ello, recalcaba que “aunque en términos generales la evolución de la siniestralidad laboral en la provincia mantiene esa tendencia descendente por segundo año consecutivo, debemos seguir siendo muy exigentes con las empresas en el cumplimiento de la normativa de Prevención de Riesgos Laborales y, con este objetivo, para este año 2019 se va incrementar toda la actividad de vigilancia y control”, tanto por parte de los técnicos inspectores del Servicio de Seguridad de nuestra Dirección Provincial como de la Inspección de Trabajo y Seguridad Laboral.

Así, Julián Martín ha recordado que de toda la actividad programada para 2019 en las actuaciones de inspección de trabajo, el 28,5% del total del trabajo planificado se llevará a cabo en el área de prevención de riesgos laborales, que es de competencia autonómica, “con 1.700 inspecciones programadas para este año en prevención, lo que supone un incremento del 24% con respecto a las realizadas en 2018”.

Durante la reunión de la Comisión Provincial de Seguridad y Salud Laboral también se ha dado cuenta de toda la actividad realizada durante el pasado año por el Servicio de Seguridad Laboral de la Dirección Provincial de Economía, Empresas y Empleo, destacando la realización de un total de 448 visitas de comprobación a empresas de la provincia, de ellas 279 en el marco del Plan Reduce, además de 286 específicas a obras de construcción.

Por su parte, la Inspección de Trabajo y Seguridad Laboral en 2018 ha realizado en la provincia de Toledo un total de 2.023 requerimientos de subsanación a empresas en materia de prevención de riesgos laborales, ha levantado actas de infracción por 189 incumplimientos con propuestas de sanción por valor de un total de 655.282 euros, así como 47 propuestas de recargo de prestaciones y 13 remisiones a la Fiscalía para abrir diligencias por posibles delitos contra la seguridad de los trabajadores.

El director provincial de Empleo concluía que “tanto para el Gobierno regional como para la Inspección de Trabajo es muy importante y prioritario la seguridad y salud de los trabajadores en sus centros de trabajo y mantenemos la máxima firmeza ante los incumplidores de las normas de Prevención de Riesgos Laborales”.