La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y la concejala de Acción Social, Matilde Hinojosa, han presentado esta tarde en el Museo del Quijote el Banco de Tiempo con el que desde hoy cuenta Ciudad Real. Se trata de una medida de economía solidaria, impulsada desde el Plan de Inclusión Social en el que se viene trabajando desde hace un año, en el que se han visitado iniciativas municipales de otras localidades, y que se configura como una red de solidaridad entre los vecinos y vecinas.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y la concejala de Acción Social, Matilde Hinojosa, han presentado esta tarde en el Museo del Quijote el Banco de Tiempo con el que desde hoy cuenta Ciudad Real. Se trata de una medida de economía solidaria, impulsada desde el Plan de Inclusión Social en el que se viene trabajando desde hace un año, en el que se han visitado iniciativas municipales de otras localidades, y que se configura como una red de solidaridad entre los vecinos y vecinas.

Según ha explicado la concejala de Acción Social, “no se pretende generar un sistema de economía paralelo, sino todo lo contrario una red de solidaridad y de relaciones vecinales basadas en la confianza en la que todos los vecinos y vecinas tienen cabida: todos podemos aportar y todos podemos solicitar algún servicio de este Banco de Tiempo. La moneda es la hora, por lo que cualquier servicio tiene el mismo valor”.

Hinojosa detallaba cómo “yo puedo pedir que alguien me cuelgue un cuadro, que vengan a mi casa a colgar un cuadro… y viene alguien y me lo cuelga. Yo ese tiempo lo debo y me lo devuelve el banco con algo que necesite. Puede que me marche fuera y necesite que alguien me saque a pasear un perro, y entonces se crea esa red de solidaridad entre los vecinos y vecinas”.

La alcaldesa de Ciudad Real valoraba este Bando de Tiempo como “uno de los proyectos que más ilusión me ha hecho seguir. Es como antes cuando vivíamos en las casa de vecinos. Una salía un día, y la vecina te dejaba las llaves y le regaba las plantas. O si alguien se ponía malo, otra persona le cuidaba. Esa relación de buena vecindad es lo que se produce con este Banco de Tiempo”.

Pilar Zamora reconocía que “se están perdiendo muchos valores, esa convivencia vecinal. A veces parece que el que sabe dar clases de matemáticas vale más que la señora o el señor que sabe coser, y el tiempo vale lo mismo, lo que estamos dedicando cada uno tiene el mismo valor. Y además nos quitamos la idea de banco que tiene intereses, que nos cobra las cosas. Aquí el interés son esas buenas relaciones.

            Por eso la alcaldesa consideraba que los Servicios Sociales de Ciudad Real están cambiando a lo largo de esta legislatura, “y estamos avanzando en esa cultura de barrio, de integración, de inclusión, donde todos somos iguales. En este banco da igual el dinero que uno tenga, porque a todos nos renta solidaridad”. Zamora animaba a todos los vecinos a que se apunten a este Banco de Tiempo “porque el tiempo vale oro, sobre todo cuando se lo damos a los demás”.

Este Banco del Tiempo tendrá una sede física en el Centro Social de Larache y Rosa Sánchez y Susana Ruiz serán las encargadas de llevarlo a cabo. Ellas mantendrán con los posibles usuarios entrevistas viendo qué habilidades o qué pueden aportar o qué solicitan del Banco.

Sánchez reconocía que “No es sólo una relación individual entre dos personas que no se conocen, sino que se van a generar redes de solidaridad y confianza a través de reuniones grupales donde la gente pueda exponer cómo se siente, qué demanda, realizar alguna actividad que se pueda realizar para el resto. Y la gente paga eso con tiempo. Y ese tiempo te lo tiene que devolver otra persona. Así se crea una red de intercambios de solidaridad, vecinal a través del tiempo”.

“Esto –decía- genera una cultura de solidaridad entre los vecinos y otra forma de entender las cosas y de movernos, porque también podemos movernos sin necesidad de dinero. Porque lo tuyo vale tanto como lo mía, por lo que todo el mundo es igual”.