“VIVE CIUDAD REAL” será el lema de la campaña que informará de la implantación paulatina de las Zonas de Bajas Emisiones que llenará las calles de vida

Esta mañana las concejalas de Movilidad y Urbanismo, Raquel Torralbo, y la de Sostenibilidad y Agenda 2030, Mariana Boadella, han presentado la campaña de información de la implantación de la Zona de Bajas Emisiones, bajo el lema “VIVE CIUDAD REAL”. Explicaba la portavoz del equipo de gobierno que “la ZBE llega a Ciudad Real para devolver las calles a las personas, impulsar el comercio local y fomentar una movilidad más sostenible. Serán calles llenas de vida y con ello, vamos a mejorar la calidad del aire, reducir la contaminación acústica y construir una ciudad más sostenible y saludable para la ciudadanía. Además, diferentes estudios han comprobado que mejora el comercio, porque las tiendas necesitan que pasen personas por delante de los escaparates, no coches”.

Los vehículos sin etiqueta, no censados en Ciudad Real, tendrán un periodo de adaptación de 6 meses sin sanciones, los censados en Ciudad Real, sin etiqueta, tendrán una moratoria hasta 2026 y los vehículos, sin etiqueta, de carga y descarga, hasta 2028. Los vehículos con etiqueta se podrán desplazar sin problemas por la ciudad.

La ZBE llega a Ciudad Real para devolver las calles a las personas, impulsar el comercio local y fomentar una movilidad más sostenible.

Zonas de Bajas EmisionesZonas de Bajas Emisiones Zonas de Bajas Emisiones Zonas de Bajas Emisiones Zonas de Bajas Emisiones Zonas de Bajas Emisiones

Esta mañana las concejalas de Movilidad y Urbanismo, Raquel Torralbo, y la de Sostenibilidad y Agenda 2030, Mariana Boadella, han presentado la campaña de información de la implantación de la Zona de Bajas Emisiones, bajo el lema “VIVE CIUDAD REAL”. Explicaba la portavoz del equipo de gobierno que “la ZBE llega a Ciudad Real para devolver las calles a las personas, impulsar el comercio local y fomentar una movilidad más sostenible. Serán calles llenas de vida y con ello, vamos a mejorar la calidad del aire, reducir la contaminación acústica y construir una ciudad más sostenible y saludable para la ciudadanía. Además, diferentes estudios han comprobado que mejora el comercio, porque las tiendas necesitan que pasen personas por delante de los escaparates, no coches”.

Un proyecto de ciudad que ha conseguido 3 millones de euros de los Fondos Next Generation. Con este plan, explicaba Boadella, “las acciones se centran en la almendra de Ciudad Real, interior de rondas, y se ha querido simbolizar en la imagen gráfica que se va a usar”. Las fases de comunicación incluyen una fase informativa, en la que se explicará el cambio que supone la implantación de la Zona de Bajas Emisiones y de la apuesta por la movilidad activa en la ciudad; una fase ejecutiva en las que se resolverán todas las dudas e informará de cómo va evolucionando el proceso de implantación de ZBE con todos sus detalles, para que todo el mundo esté informado, para que no haya dudas, empleando todo tipo de canales informativos; y, finalmente, una fase de resultados en las que se mostrarán los datos comparativos con las monitorizaciones obtenidas “para que la ciudadanía perciba que el esfuerzo que han hecho, redunda en una ciudad más sostenible y limpia”.

En cuanto a la fase de implantación, detallaba la concejala de sostenibilidad, “primero se iniciará la plataforma de gestión de la ZBE, con cámaras y paneles informativos, que ya se están instalando en zonas de la ciudad, la licitación de la plataforma, posteriormente se aprobará la ordenanza, que ha pasado por el Consejo de Movilidad y que, curiosamente a pesar de las críticas en redes, no ha tenido ningún voto en contra y solo una propuesta del Colegio de Arquitectos, que se ha incluido en el proceso, por ello las críticas no se están plasmando en el proceso administrativo. Una vez que pase por Junta de Gobierno Local, se llevará al pleno de diciembre y habrá 30 días de exposición pública y se aprobará, previsiblemente, en los primeros meses de 2023”.

Una vez que se apruebe definitivamente, explicaba Raquel Torralbo, “habrá una moratoria de seis meses en los que no se sancionará, para que la gente se vaya familiarizando con los paneles informativos, con las autorizaciones en la plataforma. Durante este tiempo se va a dar margen para irnos adaptando a un nuevo uso de la ciudad. Vamos a estar acompañando a los ciudadanos en todo este proceso de transformación de la ciudad”. Se trata de “cambiar nuestra conciencia sobre cómo nos movemos, para fomentar el transporte público. Ahora mismo el autobús urbano está subvencionado con un 30 por ciento en todos sus abonos y durante 2023 estará al 50 por ciento”.

Los vehículos sin etiqueta, no censados en Ciudad Real, tendrán un periodo de adaptación de 6 meses, los censados en Ciudad Real sin etiqueta tendrán una moratoria hasta 2026 y los vehículos, sin etiqueta, de carga y descarga, hasta 2028

Los vehículos censados en Ciudad Real “tendrán una moratoria de 3 años, de 5 años para todos los vehículos industriales, de carga y descarga. Siempre referido a los vehículos que contaminan, es decir, los que no tienen etiqueta, el resto de vehículos se pueden desplazar por la ciudad sin problema”. Con estas acciones se “prevé reducir en un 5 por ciento el tráfico en una primera fase y en un 10 por ciento en el horizonte del 2030, son pequeños pasos para grandes obras”.

Aclaraba la concejala de Movilidad que “habrá también autorizaciones diarias para casos puntuales, y las ambulancias, vehículos especiales, para personas con movilidad reducida, vehículos adaptados, van a poder pasar, aunque sean contaminantes porque siempre pensamos en las personas”.

El Real Decreto para la implantación de la Ley del Cambio Climático aún no está aprobado

Dejaba claro Mariana Boadella que no se han pedido un aplazamiento de la implantación, “aunque sabemos que la FEMP está barajando esta posibilidad; pero hay que tener en cuenta que el propio Ministerio aprobó la Ley de Cambio Climático, pero aún no está vigente el Real Decreto que la regulariza, aunque nuestras actuaciones ya trabajan basándonos en el borrador existente”.

Aparcamientos disuasorios

Ciudad Real contará con nuevos aparcamientos disuasorios en la explanada próxima a la estación del AVE, con 300 plazas, el aparcamiento del Auditorio inconcluso, con 100 plazas, el de la calle López Bustos y uno más en Pío XII, aunque la intención es según explicaba Raquel Torralbo “es que la gente use el transporte público, de hecho, hemos modernizado la flota de autobuses al 80 por ciento o que camine, no que cambien un vehículo de combustión por otro”.

Terminaban las concejalas tranquilizando a la ciudadanía porque “se irá informando de todo con tiempo suficiente, todo está estructurado”.

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba