Velázquez apuesta por convertir la Vega Baja en un destino de recreo y ocio para los habitantes de Toledo.

El Ayuntamiento de Toledo está llevando a cabo una intervención para ensalzar las huellas del pueblo visigodo en el Yacimiento Arqueológico de Vega Baja. Este proyecto, desarrollado en colaboración con otras instituciones, busca cohesionar la ciudad a través de la recuperación y puesta en valor de este importante patrimonio histórico.

El alcalde de Toledo, Carlos Velázquez, junto con otros miembros del gobierno local, ha visitado la zona que ha sido recuperada gracias a la intervención de la empresa Desarrollos Técnicos Ardosán CS SL. En una superficie de 33,000 metros cuadrados, se han destacado las huellas del poblado visigodo mediante el uso de superficie geotextil para proteger el yacimiento, así como gravas de colores para representar las edificaciones de forma didáctica.

Además, se han creado áreas verdes con parterres de flores y se han plantado árboles como almeces, olmos y acacias, en aquellas zonas donde no hay restos arqueológicos. Todo esto con el objetivo de convertir Vega Baja en un espacio saludable y de disfrute para los habitantes de Toledo, así como en un elemento de integración y cohesión del territorio urbano de la ciudad.

El alcalde Velázquez ha mostrado su compromiso con este proyecto y ha destacado que Vega Baja será una gran zona de convivencia, ocio y esparcimiento para los toledanos. Se espera seguir desarrollando nuevas fases de este proyecto en colaboración con el resto de instituciones para seguir realzando la importancia de este yacimiento arqueológico.

Las imágenes proporcionadas muestran el resultado de esta intervención, que ha logrado resaltar las huellas del pueblo visigodo y crear un espacio único en la ciudad de Toledo.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×