a Unidad de Cuidados Intensivos de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha recibido un reconocimiento del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad por lograr y mejorar los objetivos propuestos en tres proyectos nacionales que buscan disminuir las infecciones dentro de las Unidades de Cuidados Intensivos.

Se trata de los proyectos Bacteriemia Zero, Neumonía Zero y Resistencia Zero, en los que participan más del 80 por ciento de las Unidades de Cuidados Intensivos de nuestro país. El Servicio de Cuidados Intensivos de Albacete ha conseguido mantener estas infecciones incluso por debajo de la media propuesta como objetivo general, tal y como se ha dado conocer durante el Congreso de la Sociedad Española de Cuidados Intensivos que se ha celebrado en Granada y donde se ha reconocido la implicación de los profesionales de Albacete.

El objetivo del programa Bacteriemia Zero es reducir en más del 40 por ciento la tasa de infecciones dentro de la UCI por la inserción de catéteres a los pacientes. Si a nivel nacional, en 2017, se ha conseguido reducir hasta 2,8 por cada mil días de catéter, en Albacete se ha situado en sólo 1,8, lo que supone una rebaja considerable.

De la misma manera, en el segundo de los proyectos, Neumonía Zero, cuyo objetivo es disminuir las neumonías que desarrollan los pacientes por el hecho de estar intubados, la UCI albaceteña ha rebajado la tasa hasta 3,4 por cada 1.000 días de intubación, mientras que la media nacional se ha situado en cinco por cada 1.000 días el pasado año.

Para el desarrollo del programa Resistencia Zero, la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General Universitario de Albacete ha contado con la colaboración del Servicio de Microbiología. Los resultados obtenidos ponen de manifiesto que se ha conseguido disminuir en más del 50 por ciento las infecciones que los pacientes adquieren dentro de la UCI por gérmenes multirresistentes, es decir, que se han hecho resistentes a los antibióticos.

El trabajo y la formación del profesional de enfermería, imprescindible en el trabajo a pie de cama con el paciente, el seguimiento correcto de protocolos basados en la mejor evidencia científica, el uso más adecuado de los antibióticos, extremar la limpieza y asepsia o el control de los aislamientos, son algunas de las muchas medidas que se han tomado y que consiguen evitar infecciones y reducen considerablemente el gasto sanitario.

En definitiva, unas iniciativas que suponen un parámetro de calidad de la asistencia sanitaria en las UCI´s. El reconocimiento a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General Universitario de Albacete demuestra la implicación de este servicio para proporcionar una asistencia de calidad a sus pacientes.

Los profesionales de esta unidad ya están aplicando las recomendaciones propuestas para un nuevo proyecto, denominado ITU Zero, con el que se pretende evitar la infección del tracto urinario y mejorar el pronóstico del paciente.