Una nueva ofensiva en Gaza deja a la población civil bajo emergencia sanitaria

Según informan en la Agencia de Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina, UNRWA, se han producido devastadores ataques sobre la población de Gaza en los últimos días. Se han asesinado cinco refugiados en el campamente de Jabalia, entre los que caben destacar dos niños que acudían a las escuelas de la UNRWA.

Según los últimos datos del Ministerio de Salud de Gaza, la última escalada militar ha acabado con la vida de 44 personas, de las cuales 15 son niños, y 360 personas están heridas, de las cuales 151 son niños.

La reciente escalada de hostilidades que amanecía esta mañana con alto al fuego han dejado una situación de emergencia humanitaria para la población civil del enclave costero. 

Las recurrentes ofensivas desatan un profundo impacto psicosocial en los residentes de Gaza, especialmente en los menores. El trauma y el estrés postraumático provocado por la ofensiva de 2021 afectó, según el Euro-Mediterranean Human Rights Monitor, a más del 90% de los niños en Gaza.

El personal esencial de UNRWA está trabajando las 24 horas para monitorear la situación y garantizar la prestación de servicios de emergencia.

Las autoridades israelíes han mantenido cerrados sus cruces fronterizos con Gaza desde el 2 de agosto. Como resultado, no se está permitiendo la entrada y salida de personas, ni los casos médicos graves, ni los productos básicos, incluidos alimentos y combustible. El cierre de la central eléctrica por falta de combustible ha dejado a la gente con 4 horas de electricidad al día. La escasez de electricidad y combustible es motivo de gran preocupación, en particular por el funcionamiento de hospitales e instalaciones médicas, así como por la necesidad de desalinización del agua.

Los hospitales no dan abasto. Los cientos de heridos se acumulan en los hospitales colapsados con recursos limitados y el personal sanitario está exhausto.

El movimiento y el acceso del personal humanitario, para casos médicos críticos y para bienes esenciales, incluidos alimentos y combustible a Gaza, no deben ser obstaculizados para que se puedan satisfacer las necesidades humanitarias. Es necesario abrir la entrada a material sanitario para poder atender a las personas heridas. 

UNRWA condena inequívocamente el asesinato y las heridas de todos los civiles, que están protegidos contra ataques según el derecho internacional, y la realización de operaciones militares cercanas a lugares civiles. 

Nota de prensa: Naciones Unidas

– patrocinadores –

Amazon Prime para niños

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba