Un estudio regional liderado por un reumatólogo del hospital de Ciudad Real evalúa los beneficios de un fármaco para prevenir fracturas por osteoporosis

El estudio sobre los beneficios del romosozumab para prevenir fracturas por osteoporosis liderado por el reumatólogo del Hospital General Universitario de Ciudad Real, David Castro, está tomando gran relevancia en el ámbito médico. Este medicamento, de reciente aparición, ha despertado un gran interés por su potencial para reducir el riesgo de fracturas en mujeres postmenopáusicas.

La osteoporosis es una condición que afecta a una gran cantidad de mujeres, provocando una baja densidad mineral y un deterioro en la microarquitectura ósea, lo que aumenta el riesgo de fracturas por fragilidad. Estas fracturas pueden ocurrir con traumatismos mínimos y afectan frecuentemente a las vértebras dorsolumbares, el fémur, el húmero y el antebrazo.

Los tratamientos actuales para mujeres con alto riesgo de sufrir fracturas por fragilidad incluyen la prescripción de medicamentos y medidas no farmacológicas. Sin embargo, algunos de estos medicamentos pueden tener efectos adversos significativos en los propios huesos, y su efectividad en la prevención de fracturas de cadera no está claramente establecida.

El romosozumab, con su mecanismo dual que aumenta la formación ósea y frena la destrucción del hueso, ha demostrado reducir el número de fracturas vertebrales en más de un 60% y las fracturas de cadera a la mitad, según algunos estudios. Por esta razón, el proyecto liderado por Castro busca comprobar los resultados en la práctica clínica diaria y obtener una visión más certera de la efectividad y seguridad de este fármaco.

El interés en este estudio ha resultado en la concesión de una beca de investigación clínica por parte de la Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral (SEIOMM). El objetivo es recopilar información de pacientes postmenopáusicas tratadas con romosozumab en ocho hospitales dependientes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, con el fin de cuantificar la aparición de nuevas fracturas, los cambios en la densidad mineral ósea y valorar posibles efectos adversos relacionados con el tratamiento.

En resumen, el estudio liderado por David Castro y su equipo tiene el potencial de proporcionar información valiosa sobre el uso del romosozumab en la prevención de fracturas por osteoporosis, lo que podría beneficiar a un gran número de mujeres que sufren esta condición.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×