El Hospital General Universitario de Ciudad Real, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha realizado más de 800 mamografías con tecnología 3D, gracias a la incorporación el pasado mes de mayo de un nuevo mamógrafo digital con tomosíntesis.

El nuevo equipamiento refuerza el servicio de Radiología del área de Ciudad Real y significa un avance en las mejoras tecnológicas incorporadas en los últimos años para reducir la obsolescencia de los equipos de diagnóstico.

El mamógrafo digital con tomosíntesis forma parte de seis adquisiciones que se realizaron a través del convenio suscrito entre la Consejería de Sanidad y la Fundación Amancio Ortega, enmarcada en el Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria.

- patrocinador -

La tomosíntesis de mama, también llamada mamografía tridimensional o 3D, es una forma avanzada de toma de imágenes del seno que utiliza un sistema de rayos x de baja dosis y reconstrucciones de imagen digital para crear una visión tridimensional del tejido.

Así, se consigue la detección temprana y el diagnóstico exacto de las lesiones incluso antes de que los pacientes comiencen a presentar síntomas. Esto se debe a que aportan mayor precisión y reducen las tasas de falsos positivos, principalmente en mujeres con tejidos densos en las mamas.

Asimismo, la mamografía de diagnóstico se utiliza para evaluar en la paciente hallazgos clínicos anormales que hayan sido palpados por el especialista. Esta mamografía de diagnóstico también se puede realizar tras una prueba de detección precoz con resultados dudosos para evaluar el área de sospecha durante el examen previo.

Plan de Renovación Tecnológica en Ciudad Real

El Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria está permitiendo paliar la situación de obsolescencia del parque tecnológico de los centros sanitarios del SESCAM. En el caso del servicio de Radiología del Hospital de Ciudad Real las principales mejoras han sido la renovación de la resonancia magnética que ha permitido incrementar en un 60 por ciento el número de pruebas desde que comenzó a prestar servicio en noviembre del 2016.

La transformación del anterior modelo de resonancia que había quedado obsoleto, permitió dotar al servicio de una tecnología que añade más funcionalidades para favorecer la calidad diagnóstica y de imagen, así como la velocidad con la que se obtienen los resultados.

Asimismo, en el marco se Plan de Renovación Tecnológica a finales de 2017 comenzó a prestar servicio un nuevo TAC de 64 cortes en Ciudad Real, en el que el Gobierno Regional invirtió 404.000 euros, y cuyas características aportan mayor fiabilidad a los estudios radiológicos, a la vez que reducen las dosis de radiación para el paciente que se somete a estas pruebas diagnósticas.

En conjunto con el TAC y la nueva resonancia, el Gobierno de Castilla-La Mancha ya viene dotando al Hospital de Ciudad Real durante esta legislatura con un equipo de radiología portátil, planificador, ecógrafo multifunción y un nuevo arco quirúrgico.