Ante el incremento de accidentes laborales que se han venido produciendo en la región desde hace unas semanas, UGT CLM denuncia esta situación y exige al Gobierno de Castilla-La Mancha que aplique con urgencia las medidas que desde UGT se vienen pidiendo y manifiestan que “no podemos estar en funciones en materia de siniestralidad laboral”.

UGT CLM denuncia el intolerable incremento de accidentes laborales en la región 1
Esta misma semana han ocurrido accidentes laborales en Munera (Albacete), San Pablo de Los Montes (Toledo) y Mira (Cuenca), donde el trabajador falleció horas después. Esto como señala UGT CLM, evidencia la falta de responsabilidad por parte de CECAM, que mira para otro lado en siniestralidad laboral a pesar del crecimiento sostenido desde hace 3 años en facturación empresarial.

Es importante destacar que la elevada siniestralidad en Castilla-La Mancha no es un problema nuevo, ya que la región lleva años encabezando los rankings y cerró el año 2018, siendo la segunda comunidad con más índice de siniestralidad, con Guadalajara como la provincia con más accidentes por cada 100.000 trabajadores. Por esta preocupante situación, UGT CLM existe las medidas contundentes dependientes del Gobierno Regional que no obtuvieron respuesta en toda la legislatura anterior. Así como también pide la recuperación del pacto en materia de Salud y Siniestralidad Laboral entre Fiscalía, Inspección de Trabajo y Gobierno regional y la puesta en marcha de la figura del delegado territorial o sectorial para llegar a aquellos centros de trabajo donde no hay representación sindical.

También se deben mejorar y acelerar los acuerdos en prevención entre patronal y sindicatos para extender la cobertura a más empresas y que se haga cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales así como también se debe garantizar que los trabajadores y las trabajadoras reciban la formación necesaria sobre el riesgo de su puesto de trabajo. Considera UGT CLM que en situaciones de alarma como esta elevada siniestralidad que viene ocurriendo se debe flexibilizar y priorizar los criterios de la Inspección de Trabajo en cuanto a la siniestralidad laboral. Además se debe adoptar a más largo plazo el incrementar la plantilla de inspectores y sobre todo de subinspectores.