El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, dio a conocer la resolución de la segunda convocatoria de incorporación de jóvenes a la agricultura y la ganadería de Castilla-La Mancha.

En total, 1.440 jóvenes se incorporarán al campo luego de la resolución de la segunda convocatoria regional, un 33 por ciento mujeres 1

Fue durante un acto en Tomelloso, luego de asistir a la cata a ciegas del Pan de Cruz y la berenjena de Almagro de los Premios Gran Selección. Allí informó a los medios de comunicación que la resolución fue favorable para 1.440 expedientes de chicos y chicas de Castilla-La Mancha que se van a incorporar al sector agrario, y destacó que se trata de “la cifra más alta de ninguna otra convocatoria anterior”.

Del total, la tercera parte son mujeres (un 33 por ciento), y además hubo 53 proyectos de Titularidad Compartida. Explicó que se trata de datos muy positivos porque suponen una incorporación total, sumando la convocatoria de 2016, de 2.660 jóvenes en Castilla-La Mancha.

Hombres y mujeres de entre 18 y 41 años que “que nos van a hacer mejor en el sector agroalimentario” poniendo en marcha nuevas tecnologías en el sector y que conllevará que al final “sus productos serán transformados por empresas comprometidas con la tierra que acabarán elaborando Berenjenas de Almagro, Pan de Cruz o vino de cualquiera de las nueve denominaciones de origen en vino o aceite de cualquiera de las cuatro denominaciones de origen o cualquier otro tipo de producto que tanto nos representa a Castilla-La Mancha”.

El total de 2.660 personas incorporadas es la cifra más alta de cualquier legislatura anterior, y “el doble” que la cifra más alta de cualquiera anterior. Más importante aún, Martínez Arroyo resaltó que “ninguno se ha quedado fuera”, porque “hemos puesto los recursos suficientes” y esta, ha dicho, “es la forma de trabajar por el futuro de nuestros pueblos y por el futuro de Castilla-La Mancha”.