El próximo lunes, 30 de abril, los torralbeños celebrarán las Cruces de Mayo, una cita con la tradición en la que no faltarán los típicos cánticos de mayos, las preciosas y decoradas cruces y la gastronomía.

La  intensa noche comenzará a las diez, con el canto de mayos a la Virgen en la Ermita de la Purísima Concepción, a cargo de la Coral Polifónica Santísima Trinidad de Torralba de Calatrava. Tras ello, y como marca la tradición, la comitiva se dirigirá a la casa de la alcaldesa, María Antonia Álvaro, para dedicarle los mayos.

A continuación, se recorrerán las 9 cruces de mayo elaboradas por los vecinos de la localidad y situadas en las plazas de los principales barrios del pueblo. Como novedad, este año habrá una nueva cruz situada en la calle Azucena, en el conocido Barrio de las Flores.

El canto de los mayos finalizará en la Plaza de la Villa con la  degustación de chocolate y tortas para todos los asistentes, ofrecido por las personas que elaboran las cruces.

La concejal de Cultura, Eva Santos, animaba a todos los torralbeños y personas de los alrededores a participar “en esta tradición que forma parte de nuestro patrimonio etnográfico, de nuestras tradiciones y costumbres, y que constituyen un vínculo muy especial con nuestros antepasados”.

Asimismo, aludía a la singularidad de los mayos de Torralba de Calatrava “que tienen un sonido propio y característico al estar entonados por los integrantes de la Coral Polifónica en lugar de las habituales rondallas que los cantan en otros pueblos”.

Eva Santos resaltaba que el Ayuntamiento de Torralba está comprometido con la conservación de las tradiciones y, en este caso concreto, se apoya a los vecinos que instalan y decoran las cruces otorgando 100 euros y 17 tortas por cada cruz, “una forma de fomentar la participación y contribuir a financiar el esfuerzo y el coste de una tradición que disfrutamos todos los torralbeños y que sitúa a nuestro pueblo en el punto de mira de los alrededores”.

El canto de mayos a las cruces comenzará en la Plaza de San Antón y continuará por la Plaza de la Purísima, Plaza del Pozo, calle Azucena, Calvario, Plaza de Santa Anta, Plaza Campo de Calatrava y Paseo del Cristo, hasta finalizar en Plaza de la Villa.

Las cruces estarán colocadas durante todo el mes de mayo para ser contempladas por los vecinos y visitantes.