El concejal de Promoción Económica, Francisco Rueda, ha explicado este lunes que conforme a las medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19 una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad de la Consejería de Sanidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, desde el Ayuntamiento de Toledo se ha comunicado a los interesados la reducción al 50 por ciento del espacio del mercadillo del ‘martes’ en el parque de La Vega.

De esta forma, este martes, 25 de agosto, acudirán al mercadillo los responsables con licencia municipal para venta ambulante con número impar, mientras que los responsables de puestos con licencias pares podrán desarrollar su actividad comercial en el ‘martes’ el 1 de septiembre.

Así, como ha destacado Francisco Rueda, el Ayuntamiento de Toledo cumple con los medidas decretadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha que en este ámbito establece que en el caso de los mercados que desarrollan su actividad en la vía pública al aire libre o de venta no sedentaria, conocidos como mercadillos, no podrán superar el 50 por ciento de los puestos habituales o autorizados, mientras que los puestos de venta deberán estar separados entre sí un mínimo de tres metros a cada lado, debiendo garantizarse que el espacio entre puestos no es practicable para los usuarios.

Esta medida se suma a una serie de restricciones aprobadas por el Ejecutivo autonómico en vigor desde este 23 de agosto, domingo, con el fin de hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19.