El Gobierno de la Diputación de Toledo ha puesto esta semana en funcionamiento y a disposición del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento de Toledo (CPEIS) un nuevo y moderno vehículo dotado de un brazo extensible de 27 metros de altura, para su entrada en funcionamiento inmediata, capaz de prestar servicio tanto en el ámbito urbano como industrial y rural, gracias a su tracción 4×4, que le hace único en España por sus especiales características.

La incorporación de este vehículo al Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento de la provincia de Toledo supone una importante mejora en la atención al ciudadano, contando el CPEIS desde ahora con dos autoescalas para la prestación del servicio en toda la provincia.

Al acto de entrada en funcionamiento del nuevo vehículo, que se ha llevado a cabo en el Parque de Bomberos del CPEIS en Illescas, lugar donde estará ubicado, han asistido el presidente del Consorcio Provincial de Bomberos y diputado del área de Protección Civil, Extinción de Incendios y Consorcios, Rafael Martín, el alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño, la primera teniente de alcalde del municipio y diputada provincial de Contratación y Patrimonio, Elvira Manzaneque, y los efectivos de bomberos presentes en el Parque.

El Gobierno de la Diputación sigue así atendiendo las necesidades de un Consorcio  que presta sus servicios a más de medio millón de habitantes en la provincia de Toledo y alcanza una extensión de casi 15.000 kilómetros cuadrados.

Gracias a este nuevo auto brazo extensible, adquirido por 765.000 euros, y cuyo ámbito operativo alcanza a toda la provincia, el Consorcio  vendrá a prestar un servicio esencial para labores de rescate de personas y lucha contra el fuego, pues puede alcanzar  hasta ocho pisos en altura en condiciones óptimas, resultando extremadamente versátil en actuaciones urbanas y entornos agrícolas.

Los 36 bomberos que desarrollan su labor en el Parque de Illescas han sido formados en el manejo del nuevo vehículo, gracias a dos cursos de formación teórico práctica ocupados de el uso y manejo de la máquina y trabajos en altura y las técnicas asociadas a la tecnología incorporada al auto brazo extensible, dotado de un soporte digital para obtener mayor rendimiento y controlar desde superficie el monitor de agua (lanza de gran caudal), así como la capacidad del brazo.

Además, la cesta soporta una carga máxima de 400 kilogramos, pudiendo portar en su interior un rescatador y tres personas más, lo que puede resultar fundamental en una actuación con posibles afectados.

La elección del parque de Bomberos de Illescas como lugar de ubicación del nuevo vehículo para cubrir el conjunto de la provincia responde a criterios objetivos de análisis de riesgo, en los que se ha tenido en cuenta el crecimiento industrial y poblacional de la comarca de La Sagra.