El Ayuntamiento de Toledo está realizando tareas de reparación en el rodadero del paseo de Cabestreros tras las lluvias registradas este domingo que provocaron arrastre de tierras y la rotura de una conducción de saneamiento. El tramo permanece cortado.

La avería en la red de saneamiento se ha producido junto al puente Nuevo de Alcántara, a la altura del acueducto romano, por el desprendimiento de tierra y piedras provocado por las lluvias caídas este fin de semana en Toledo. Desde que se tuvo conocimiento del suceso, operarios del Servicio de Obras del Ayuntamiento y de Tagus, con la colaboración de Bomberos y Policía Local, intervienen en el lugar para subsanar cuanto antes los desperfectos.

La intervención consiste en la limpieza del material arrastrado por el agua, así como el arreglo de la tubería de saneamiento que se ha fracturado. A lo largo del día de hoy se espera que el espacio quede limpio y se concluya una conexión provisional de la conducción afectada, a la espera de una reparación definitiva. La senda seguirá cortada en ese tramo hasta que quede garantizada la seguridad.

Más imágenes:

Cabestreros03
Cabestreros05
Cabestreros04