El Ayuntamiento de Toledo iluminará de azul turquesa la puerta de Alcántara con motivo del Día Internacional de la Dislexia que se conmemora este jueves 8 de octubre con el objetivo de hacer visible este trastorno del aprendizaje que afecta como mínimo a un 10 por ciento de la población mundial y aproximadamente a cuatro de cada seis fracasos y abandonos escolares.

De este modo, el Consistorio toledano se suma a la campaña #UnidosPorLaDislexia promovida por la Federación española de Dislexia y otras dificultades específicas del aprendizaje (FEDIS), a la que se han adherido las principales ciudades y diputaciones del país, además del Congreso de los Diputados y la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID).

La Asamblea General de la Federación eligió por unanimidad ya hace tres años, el color azul turquesa como el que representa la causa de la dislexia puesto que es un color con connotaciones mayormente positivas para las personas con dislexia, puesto que promueve la creatividad, la calma, la serenidad, la tranquilidad y relajación.

Puede encontrar más información sobre este trastorno en la web de la Federación española de Dislexia y otras dificultades específicas del aprendizaje: http://fedis.org/.