La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha presidido la Junta Local de Seguridad en la que se han establecido las diferentes medidas especiales que se van a llevar a cabo en la ciudad con motivo de la celebración de las fiestas navideñas. Entre lo acordado destacan los dispositivos específicos de seguridad y tráfico para cada evento con gran concentración de público, las campañas de vigilancia en zonas y centros comerciales, las inspecciones de uso y venta de material pirotécnico, las pruebas de alcoholemia y los controles en el cumplimiento del bolseo en el Casco Histórico.

Así lo han dado a conocer tras la reunión el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, y el inspector de la Policía Local, Antonio Sánchez-Palencia, quienes han sido los encargados de desgranar los asuntos tratados en la Junta Local de Seguridad a la que también han asistido el subdelegado del Gobierno en Toledo, Carlos Ángel Devia, además de mandos de la Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local y Protección Civil.

Pérez del Pino ha explicado que este encuentro, habitual en estas fechas, ha servido para establecer cauces de mayor coordinación entre los Cuerpos de Seguridad, entre los cuales se intercambiarán comunicaciones, se realizarán controles conjuntos y se seguirán pautas de actuación coordinadas en los actos con una alta concentración de público. Estas medidas especiales se prolongarán hasta el 9 de enero.

Cada evento destacado del programa de Navidad, tendrá su dispositivo especial de tráfico y seguridad. Es el caso del espectáculo de luz y sonido ‘Toledo tiene estrella’, los días 21 y 22, en Puerta de Bisagra; las migas del 24 y 31; la San Silvestre; la fiesta de Nochevieja en la plaza de Zocodover; la Cabalgata de Reyes y la fiesta de la noche de Reyes.

Las medidas de tráfico que se llevarán a cabo serán debidamente informadas los días previos al evento a través de la web del Ayuntamiento, de la web de Movilidad y los medios de comunicación. Se coordinarán por núcleos urbanos y se ofrecerán alternativas para los vecinos y usuarios que quieran transitar por estas zonas de la capital regional. Asimismo, cada dispositivo tendrá fijado un Plan Especial de Emergencias, como ha dicho Sánchez Palencia.

Asimismo se intensificará la vigilancia y la presencia policial el jueves 20 de diciembre durante la fiesta universitaria y el 21 de diciembre, jornada en la que se conceden las vacaciones escolares en colegios e institutos. Por otro lado, el 31 de diciembre será ‘Día sin coche’ prohibiendo la subida al Casco Histórico por Puerta de Bisagra.

Vigilancia en zonas y centros comerciales

Antonio Sánchez-Palencia ha señalado que también se llevará a cabo una campaña de vigilancia de venta y uso de material pirotécnico con inspecciones en establecimientos; confiscando productos no autorizados; restricciones de uso en Santa Teresa, barrio con protección acústica, y controlando su utilizando entre menores.

Además, se ha iniciado ya una campaña de vigilancia en las zonas y centros comerciales y sus aparcamientos para evitar sobre todo posibles hurtos, ha concretado el inspector policial, que afecta al barrio de Santa Teresa, Casco Histórico, los centros comerciales ‘Luz del Tajo’ y ‘Abadía’ y, por primera vez, al paseo Federico García Lorca y la calle Alberche de Santa María de Benquerencia.

Controles de alcoholemia y bolseo

Asimismo, han comenzado también los controles de alcoholemia en colaboración con la Dirección General de Tráfico y Policía Nacional. Hasta el momento, se han realizado 733 pruebas, de las que 30 han sido positivas; “lo que aumenta al doble el índice de positivos registrados con respecto al año pasado llegando al 4 por ciento”, ha explicado Sánchez-Palencia.

Estas pruebas de alcoholemia se seguirán practicando hasta el 23 de diciembre y la noche del 31 de diciembre y la madrugada del 1 de enero. Al mismo tiempo, con especial incidencia los días 20 y 31 se inspeccionarán los establecimientos, se revisarán las salidas de emergencia, el límite de aforo, y se controlarán la venta de alcohol a menores.

Por último, se llevará a cabo durante toda la Navidad una campaña intensiva de vigilancia para determinar el cumplimiento de los horarios de bolseo en el Casco Histórico, tanto por parte de los vecinos como por parte de los establecimientos hosteleros y comerciales.