El Programa de Detección de Cáncer de Colon y Recto, que fue implantado el 1 de julio de 2016 por el Gobierno regional en toda Castilla-La Mancha, ha permitido detectar a tiempo un total de 73 tumores entre los 18.310 test de sangre oculta en heces que en total se han realizado a otros tantos hombres y mujeres de la provincia de Toledo, hasta el 30 de mayo.

La directora provincial de Sanidad, María del Prado Carretero, ha detallado que de estos 18.310 test de sangre oculta realizados en la provincia de Toledo hasta ahora, “el 9,84 por ciento dieron un resultado inicial positivo, tras lo cual se han llevado a cabo un total 1.552 colonoscopias derivadas específicamente de este cribado de cáncer colorrectal”, para comprobar dichos resultados y realizar un estudio más a fondo, habiéndose podido confirmar así esos 73 tumores malignos en una fase precoz.

La puesta en marcha del programa en 2016 ha permitido que, a través de una prueba indolora y sencilla, se recojan muestras de 58.494 hombres y mujeres de toda la provincia. Las edades están comprendidas entre los 50 y 69 años.

María del Prado Carretero insistía que “teniendo en cuenta que estamos hablando de población sana, sin clínica aparente que haga sospechar esta enfermedad, la que es invitada a hacerse la prueba, no cabe duda de la importancia de que se animen a participar en este programa que salva vidas”, al poder detectar a tiempo un tumor u otras lesiones que lo originan.

A través de este Programa de Detección de Cáncer de Colon y Recto, que como señalaba la directora provincial “se enmarca en el compromiso del Gobierno de Emiliano García-Page por fomentar las políticas de prevención y promoción de la salud”, se pretende detectar el cáncer colorrectal -uno de los tumores más frecuentes- en sus etapas iniciales, cuando tiene un mejor pronóstico, un tratamiento mucho menos agresivo y una supervivencia a los cinco años superior al 90 por ciento.

La invitación a participar en el programa se realiza mediante una carta enviada al domicilio del usuario, en la que se explica por qué se realiza, en qué consiste y los beneficios que tiene participar en él.

También se les indica que deben asistir a su centro de salud para buscar el kit que incluye el test. Una vez analizada la muestra, y si el resultado es positivo, el paciente es citado para realizar una colonoscopia para tener mayor precisión y comprobar si la presencia de sangre oculta en heces responde a un tumor o a otro tipo de lesión.

Con este nuevo diseño del Programa de Cribado de Cáncer de Colon y Recto, puesto en marcha en toda la región, se ha dotado de más medios para poder llevarlo a cabo y se ha creado una plataforma que integra todos los datos de las bases clínicas institucionales y con la que se consigue realizar el seguimiento, evaluación y la trazabilidad de todo el flujo de trabajo desarrollado en el programa y permite aportar datos sobre la situación en la que se encuentra cada usuario, durante los 20 años de su seguimiento.