El Pleno municipal del Ayuntamiento de Toledo ha aprobado una moción para adecuar un nuevo horario a todas las bibliotecas municipales de la ciudad -ubicadas en Santa Bárbara, Palomarejos-Buenavista, Polígono y Azucaica- en función de las demandas ciudadanas y de forma gradual.

La propuesta ha sido planteada por el Grupo Municipal IU-Podemos y ha contado con el respaldo mayoritario de toda la Corporación, excepto Vox que ha votado en contra. Según ha expresado el concejal de Cultura y Educación, la moción “apoya la gestión y línea de trabajo que viene desarrollando el Gobierno local y nos da pie a dar cuenta de nuestras actuaciones y realidades pues el propósito del Ayuntamiento es generar servicios estables, de calidad y sostenibles”.

Bajo dicha premisa, el edil de Cultura ha defendido que Toledo se encuentra inmerso en un proceso de adaptación gradual a las demandas de los ciudadanos dentro del marco de restricciones sociosanitarias actuales debido a la pandemia en la que nos encontramos. “Y en este sentido, no hacemos más que cumplir con el compromiso de Gobierno de nuestra alcaldesa de apertura matinal y reforma integral de la biblioteca del barrio del Polígono”, ha mantenido.

Y es que, tal y como ha apuntado el edil, el Gobierno local afronta una nueva normalidad atendiendo a las circunstancias y a las necesidades y requerimientos de los ciudadanos, “siempre de la mano de los auxiliares de bibliotecas -cinco en la actualidad- con los que prevé abordarse la ampliación de horas de prestación del servicio”.

En este punto, Teo García ha valorado la ocasión para reconocer públicamente el esfuerzo de estos trabajadores así como su adaptación y disposición en este último año.

Proceso de modernización

Finalmente, el edil ha defendido el proceso de modernización en el que se encuentra inmersa la red municipal de bibliotecas que está afrontando nuevos retos y que están cada vez más presentes en la vida cotidiana pues van “retomando la normalidad, adaptándose a las circunstancias y ofreciendo mejores medios a los usuarios”.

Y es que, tal y como ha recordado el edil, las bibliotecas municipales se encuentran ahora más integradas en la red regional de bibliotecas, lo que permite el acceso a todos los recursos bibliográficos y documentales existentes a sus cerca de 8.000 socios.

Un auxiliar de biblioteca más

Además, en el caso de la biblioteca municipal del barrio de Santa María de Benquerencia, el Ayuntamiento de Toledo ha invertido un total de 850.949 euros en una reforma integral que se está ejecutando actualmente y el personal destinado a estos centros cuenta cada vez con más profesionales.

De hecho, tal y como ha recordado García, la reciente oferta de empleo público del Ayuntamiento de Toledo incrementa en un auxiliar de biblioteca la plantilla y también ofrece una plaza de técnico para ampliar los servicios municipales.

Finalmente, el edil de Cultura ha adelantado algunas de las propuestas culturales que prevén celebrarse en la ciudad en las próximas semanas. De un lado, ha mantenido, está el Programa Municipal de Apoyo a la Lectura, así como actividades vinculadas al Día del Libro durante los meses de abril y mayo o las nuevas medidas de promoción y apoyo a libreros y familias.

“El Gobierno de Milagros Tolón trabaja, no sólo pensando en misiones pedagógicas sino en hacer el trabajo cotidiano con coherencia, precisión y alcance, comprometidos con lo ejecutado y siempre desde la escucha activa”, ha finalizado.