Este sábado 3 de octubre se celebra el Día Mundial del Paciente Ostomizado a la que se adhiere el Ayuntamiento de Toledo iluminando de color verde la puerta de Alcántara. Esta conmemoración tiene como objetivos visibilizar la enfermedad, contribuir a normalizar la vida de los afectados y sensibilizar a la ciudadanía sobre las barreras que tienen que superar a diario estos pacientes.

Una ostomía es un orificio de salida artificial realizado mediante una intervención quirúrgica en la pared abdominal, a causa de distintos diagnósticos, con el fin de facilitar la salida al exterior de los productos de desecho del organismo. Las personas ostomizadas, unas 70.000 en España, portan permanentemente una bolsa para la recogida de los mismos adherida al abdomen.

Este gesto del Gobierno municipal da respuesta a la petición realizada desde la asociación de ostomizados de Castilla-La Mancha, desde donde quieren que esta fecha sirva para que la sociedad se pueda concienciar de una circunstancia muchas veces “invisible”. Actualmente en la región, hay alrededor de 4.500 casos, cifra que crece cada año, aseguran.

Las casuísticas que pueden llevar a una persona a portar una ostomía son diferentes, bien por diferentes tipos de cáncer, enfermedades inflamatorias intestinales, enfermedades renales, accidentes de tráfico, problemas en intervenciones quirúrgicas, entre otras.

Con la iluminación verde de este monumento de la ciudad, el Ayuntamiento de Toledo se unirá a otros espacios emblemáticos nacionales e internacionales que también se sumarán a la campaña de sensibilización de esta enfermedad sobre la que pueden obtener más información en https://ostomizadoscastillalamancha.org/.