La subdelegada María Ángeles Herreros Ramírez y la alcaldesa de la localidad Irene Ruiz Camacho, han presidido una Junta local de Seguridad para abordar cuestiones relativas a la Seguridad Ciudadana y a la coordinación entre la Policía Local y la Guardia Civil con motivo de las Paces 2020.

Esta fiesta que se celebra en honor a la virgen de la Paz es la más temprana del año en una de las localidades de la provincia de Ciudad Real.

Se han repasado en dicha Junta de Seguridad las medidas a adoptar tanto para el día 23 como para el día 24 en los que se manipulan artefactos pirotécnicos tanto en la procesión como en la conocida “Operación 2.000”.

Entre las medidas de seguridad que se coordinan está la que afecta a menores de entre 16 a 18 años, quienes necesitan tener permiso de los progenitores, autorización para lanzar los cohetes y obligatoriamente harán de hacerlo usando una tablilla.

Así,  se han desgranado ésta y otras tantas medidas de seguridad para que todo quede coordinado en una celebración en la que se tiran más de 200.000 cohetes, lo que supone unos 800 kilos de pólvora.

Han estado presentes además de la subdelegada y la alcaldesa, el comandante jefe de puesto y efectivos de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil, la Policía Local y miembros de la asociación de las peñas coheteras.

Para la alcaldesa “es de agradecer que los vecinos y los peñistas entiendan perfectamente que la seguridad no está reñida con la tradición y, que hayan asumido todas y cada una de las medidas de seguridad que se establecen para el correcto desarrollo de los actos programados”. Asimismo la subdelegada ha agradecido “el trabajo de coordinación que la Policía Local, las peñas y la Guardia Civil junto con la Intervención de Armas y Explosivos y Protección Civil desarrollan estos días para que puedan celebrarse las Paces de forma segura”.

- todos contra el coronavirus -Recomendaciones contra el coronavirus para mayores