Una vez más desde STE-CLM se hacen eco de las quejas de varias familias, por el hecho de que a sus hijos se les niega plaza en un centro público, siendo derivados a centros concertados, mayoritariamente de ideario católico.

STE-CLM denuncia que la Administración quiere derivar alumnado que selecciona ser escolarizado en centros públicos a centros concertados 1

Los problemas están derivados en la baja de la natalidad, no parece que afecten a los centros privados sustentados con fondos públicos, ya que la administración prefiere blindar los conciertos educativos con dichos centros a costa de suprimir unidades en los centros públicos.

Hace algunos años hubo que presionar para conseguir que en la localidad de Sigüenza se abriera una segunda línea en el único colegio público, para que ninguno de los alumnos o alumnas tuviera que ser derivado al colegio religiosa de dicha localidad.

El curso pasado ya hubo denuncias por la supresión de una unidad de primer curso de infantil en el CEIP Santa Ana de Madridejos, localidad en la que, sin embargo, se mantienen dos centros privados concertados. De esos polvos, estos lodos… ya que en dicho colegio la matriculación supera la de la única unidad de ese curso de la que dispone ese centro, y 10 alumnos y alumnas se quedaron fuera. Las ratios con las que se mantienen los conciertos educativos son bastante inferiores a las que se requieren para mantener unidades en centros públicos, y son negociadas localidad por localidad, algo impensable en los centros públicos. Desde STE-CLM siempre hemos denunciado este tipo de tratos de favor que la Administración tiene para con los centros privados-concertados.

No solo localidades pequeñas o medianas sufren de este tipo de discriminaciones entre la escolarización de los centros públicos y la de los centros concertados, también en grandes ciudades se da este tipo de trato discriminatorio. El mayor ejemplo lo encontramos en la localidad de Talavera, donde vemos cómo, sistemáticamente, la Administración apuesta por mantener o mejorar la oferta concertada, en detrimento de la oferta pública.

La admisión del alumnado se encuentra en fase provisional, y las familias todavía están a tiempo de plantear los reclamos que estimen oportunos. Desde STE-CLM se exige que la Administración atienda las reclamaciones y garantice una plaza en centro público a todos y a todas los que así lo hayan solicitado en primera opción.