El proveedor español de infraestructura IaaS, bare-metal y Cloud Privado Stackscale —con base en Países Bajos y España, con orígenes manchegos a través de unos de sus fundadores, David Carrero— expande su infraestructura con nuevos centros de datos en Madrid y Ámsterdam. Esta expansión le permite ofrecer servicios y productos nuevos y mejorados, como servicios de housing y soluciones de recuperación ante desastres y continuidad de negocio adicionales.

Desde el Q1 de 2021, Stackscale está listo para acoger nuevos proyectos y clientes en Equinix MD2 e Interxion MAD3 en Madrid, y en NorthC Almere en Ámsterdam. El proveedor ya tenía centros de datos operativos en Interxion MAD2 en Madrid y en Equinix AM5 en Ámsterdam. Con la expansión de su red de centros de datos, Stackscale añade nuevos servicios y características a su portfolio.

Este crecimiento permite a Stackscale empezar a ofrecer servicios de housing —que los clientes pueden combinar fácilmente con su Cloud Privado para migrar de forma gradual a la nube— y servicios cloud adicionales para entornos de misión crítica, infraestructura para Disaster Recovery y backups cruzados, entre otros. Además, Stackscale dispone de una red de última generación multi-100 G.

Asimismo, entre los nuevos servicios y características, Stackscale ofrece georeplicación mejorada sin coste adicional. Una característica interesante para proyectos que requieren una estrategia de continuidad de negocio y recuperación ante desastres sólida, tal y como explica Javier Primo, COO de Stackscale:

«Esta expansión nos permite ofrecer georeplicación entre dos centros de datos sin coste adicional. Esto es un valor añadido para entornos de misión crítica y planes de continuidad de negocio. Además, junto con nuestras soluciones de backups e infraestructura para Disaster Recovery, proporciona a los clientes una herramienta potente para mejorar de forma sencilla sus planes de recuperación ante desastres».

Esta expansión, junto con la nueva línea de servidores lanzada por Stackscale en el Q4 de 2020, está alineada con el objetivo del proveedor de ofrecer soluciones cloud y bare-metal de calidad, seguras y de alto rendimiento. Para ello el proveedor cloud confía en centros de datos que están certificados por estándares internacionales, utilizan energías renovables y cumple con estrictos requisitos a nivel de seguridad y redundancia.