Según los últimos datos ofrecidos por IMSERSO, correspondientes al mes de diciembre, el Sistema de Atención a la Dependencia finalizó 2018 en la provincia de Toledo con un total de 15.349 personas con distintos grados de dependencia que están siendo atendidas a través de 17.444 prestaciones, lo que supone 6.689 beneficiarios más y un incremento del 77,24%, así como 6.668 prestaciones más ofrecidas y un aumento del 61,88%, de las que había en julio de 2015 antes de iniciarse la legislatura del actual Gobierno regional presidido por Emiliano García-Page.

El director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez, valoró los datos y la reducción en las listas de espera de la provincia, con 1.841 personas menos pendientes de valorar, y 5.149 personas menos pendientes de recibir prestaciones en lo que va de esta legislatura, “reflejan la excelente evolución de nuestro Sistema de Atención a la Dependencia, gracias a la prioridad que le está dando el Gobierno regional y al trabajo de todos los profesionales implicados, lo que nos permite volver a situarnos entre las primeras regiones de España que ofrecen los mejores niveles de atención a las personas que se encuentran en situación de dependencia”.

Gregorio Gómez subrayaba que “con este trabajo y compromiso conjunto podemos cerrar 2018 con unas cifras históricas, que no son simples números, sino que reflejan cómo cada día, en nuestra provincia y en nuestra región, hay más personas en situación de dependencia y sus familias que están siendo atendidas con más servicios y prestaciones, en función de sus necesidades individuales y, sobre todo, que están recibiendo respuesta a sus solicitudes”.

Concretamente, los porcentajes de reducción en las listas de espera estaban al concluir el mes de diciembre con una bajada del 64% en las solicitudes pendientes de valorar -1.841 personas-, y un descenso del 65,6% en los expedientes pendientes del Programa Individual de Atención (PIA) -5.149 personas menos- en esta legislatura.

Evolución en las prestaciones ofrecidas

Entre las distintas prestaciones que se ofrecen a las personas en situación de dependencia de nuestra provincia, el ‘Servicio de prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal’ (SEPAP-MejoraT) registra nuevamente la mayor subida con un incremento del 286 por ciento y un total de 1.398 usuarios recibiendo este servicio al finalizar el mes de diciembre, mientras en julio de 2015 sólo eran 362.

En esta misma línea, las ‘Prestaciones vinculadas al servicio’ han aumentado en un 201,5 por ciento, con un total de 2.379 personas beneficiarias (en 2015 eran 789); mientras los servicios de ‘Ayuda a domicilio’ dirigidos a personas dependientes se han incrementado en nuestra provincia en un 153 por ciento, con un total de 4.281 personas atendidas (en 2015 eran 1.692).

Igualmente, el servicio de Teleasistencia registra una destacada subida del 107 por ciento, con un total de 1.887 personas dependientes atendidas, mientras en julio de 2015 apenas eran 912.

También se incrementó en un 103,4% el número de usuarios de Centros de Día, con un total de 897 personas que padecen distintos grados de dependencia recibiendo atención en los centros provinciales de Toledo, frente a 441 que había en 2015.

Por último y hasta finales del pasado mes de diciembre, los usuarios de plazas residenciales se han incrementado desde julio de 2015 en un 21 por ciento, con un total de 3.274 personas dependientes ingresadas y recibiendo atención en las residencias de la provincia de Toledo.