El Servicio de Cardiología de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha recibido dos acreditaciones SEC-Excelente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en concreto el  sello de excelencia que reconoce la alta calidad de Albacete en el manejo del paciente con síndrome coronario agudo sin elevación del segmento ST (SCASEST) y el SEC-Primaria, que valora la integración entre los dos niveles asistenciales de Primaria y Hospitalaria.

Las dos acreditaciones se unen a la que recibió en 2018 por Insuficiencia Cardíaca, una patología que afecta al 2,7 por ciento de los españoles y españolas mayores de 45 años.

La Sociedad Española de Cardiología acreditó la calidad asistencial de 37 hospitales, fue en un acto celebrado en la ‘Casa del Corazón’ y donde asistieron los cardiólogos Miguel Corbí y Miguel Ángel Simón, quienes fueron los que recibieron las acreditaciones.

Tal y como han explicado los profesionales, estas acreditaciones suponen un nuevo impulso para su servicio y que les anima a seguir trabajando con el objetivo principal de mejorar la atención a sus pacientes.

Los síndromes coronarios agudos (SCA)están encuadrados en el diagnóstico diferencial de uno de los principales motivos de consulta en los Servicios de Urgencias, como es el dolor torácico no traumático. El diagnóstico y tratamiento de forma adecuada constituye uno de los más importantes retos asistenciales que implican a diferentes profesionales, y en el que se protocoliza el proceso para evitar la variabilidad en el tratamiento.

En el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, este proceso asistencial valora diferentes aspectos en la continuidad asistencial del paciente con SCASEST que, unidos a una serie de características estructurales y humanas disponibles en el complejo albaceteño, aportan un valor añadido de alta calidad en la asistencia a estos pacientes.

Entre los valores se encuentra la Unidad de Dolor torácico en la que pacientes que acuden a Urgencias con dolor torácico, aquellos catalogados como bajo riesgo son citados al día siguiente para realizar pruebas de esfuerzo evitando ingresos innecesarios. A su vez, el servicio de cardiología albaceteño cuenta con una consulta de alta resolución, consulta monográfica de cardiopatía isquémica en la que se llevan adelante los seguimientos de pacientes de alta complejidad; y la consulta precoz de cardiopatía isquémica.

La colaboración del Servicio de Urgencias y la coordinación entre la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiológicos, la Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista y los Cardiólogos Clínicos de la planta de hospitalización es fundamental para alcanzar este grado de excelencia en el manejo del paciente con SCASEST.

SEC-Primaria

En un momento u otro del proceso asistencial de la totalidad de los pacientes cardiológicos, la figura principal de su atención va a ser la del médico de Atención Primaria puesto que desde ese nivel asistencial se renuevan tratamientos, se detectan descompensaciones o efectos secundarios de los tratamientos y se vigila el control de factores de riesgo cardiovascular. Así, resulta fundamental que los cardiólogos y los médicos de Atención Primaria estén coordinados de forma que el paciente perciba una continuidad de cuidados a lo largo de su seguimiento y a la vez se puedan optimizar los medios a su disposición en cada momento.

En los últimos años, la mejora en coordinación con Atención Primaria ha sido la prioridad del Servicio de Cardiología del CHUA, y en este sentido, en 2017 se elaboraron los protocolos conjuntos del manejo ambulante y criterios de alta de consultas externas para los procesos más comunes en Cardiología, como son cardiopatía isquémica, síncope, insuficiencia cardíaca, fibrilación auricular y valvulopatías.

La iniciativa de la Sociedad Española de Cardiología con el proyecto SEC-Primaria dentro de SEC-Excelente ha supuesto un impulso para el Servicio, de forma que para cumplir con las exigencias del Programa se han puesto en marcha nuevas formas de coordinación que incluyen vías de comunicación fluidas y permanentes como son una línea de teléfono interno y un correo electrónico a disposición de todos los médicos de Familia para resolver dudas puntuales; un completo programa de formación continuada sobre los temas cardiológicos más actuales y un programa piloto de continuidad asistencial entre Primaria y Cardiología.

Además, se ha hecho un esfuerzo desde todo el Servicio para estandarizar los informes de alta que se entregan a los pacientes, tanto de consulta como de hospitalización, incluyendo instrucciones claras para los médicos de familia en cuanto a ajuste de fármacos o detección de signos de alarma. Gracias a la implementación de estas medidas y algunas otras que se proyectan en el futuro, se ha obtenido la SEC-Excelente.

Acreditación nacional

El objetivo de la SEC es mejorar la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, además de la promoción de un mejor estado de salud cardiovascular en la sociedad civil. Por eso, uno de los objetivos es trabajar por y para mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren o vayan a sufrir este tipo de enfermedades.

En este sentido, su voluntad es ofrecer los procesos y procedimientos que la Sociedad tiene protocolizados para reducir la variabilidad de las actuaciones de la práctica clínica, contribuir a generar conocimiento y colaborar en la mejora de la calidad asistencial, contando con la colaboración y apoyo científico, técnico e institucional tanto de los propios profesionales como de los gestores de servicios sanitarios.

Las acreditaciones que obtuvo el Servicio de Cardiología albaceteño, SEC-Excelente, forman parte del proyecto de la sociedad nacional para contribuir a la mejora permanente de la calidad asistencial de las enfermedades cardiovasculares en España, tanto desde los ámbitos de servicios clínicos como  en la ordenación y gestión de los recursos asistenciales.