El joven diestro José Garrido estuvo a cargo de la apertura del cartel de la XXX Feria Cultural del Club Taurino ‘Almodóvar’, retomando de manera satisfactoria su tradicional ciclo de charlas en tono al mundo del toreo y el ganado de bravo después del alto obligado en el otoño pasado.

José Garrido, el joven diestro pacense, abrió la XXX Semana Cultural del Club Taurino ‘Almodóvar’ 1

Lo hizo con una habitual puesta en escena, cuidada y con ambientación de tablao para tertulia taurina, en el Teatro Municipal de Almodóvar del Campo, con la colaboración del Ayuntamiento y con transmisión en directo a través de las redes sociales para mayor seguimiento.

Frente a las cámaras y más de un centenar de comparecientes como público, el matador pacense desgranó de una forma reconfortada y cercana su trayectoria de siete temporadas de alternativa y departió acerca de la realidad actual de ‘la fiesta’.

En los prolegómenos dijo sentirse “agradecido y encantado de poder pasar un ratito agradable con toda la afición de Almodóvar, porque en el mundo taurino siempre se escucha hablar de esta plaza, de esta gran feria y de esta bonita afición”.

Las escasas horas que estuvo en la población manchega, donde pudo visitar el Coso Multifucional ‘Las Eras de Marta’ y el Museo Taurino custodiado por el Club anfitrión, Garrido dijo sentir mucho ‘cariño y simpatía’ en torno a su persona.

Tan buenas sensaciones que, como después reconoció en la disertación, “ojalá que yo la pueda devolver algún día en esta plaza cuajando un buen cartel”, el que se espera de alguien que, como también dijo de sí mismo, está en uno de sus mejores momentos.
“Ciertamente me encuentro muy bien y muy a gusto delante de la cara del toro y con todo lo que he ido haciendo este tiempo he ido cogiendo mayor madurez y más poso”, apostillaba José Garrido.

También habló de la responsabilidad de los toreros acerca del momento que atraviesa la fiesta, y sobre este particular, valoró la importancia de estar cerca de los aficionados en todo momento, en citas como la que protagonizó anoche.

“Antes, a lo mejor, no era lo habitual, pero ahorma mismo acudir a este tipo de actos, de presentaciones, de charlas o recogidas de premios, es bueno porque vas sembrando semillitas y eso puede propiciar que luego vaya gente a verte a las plazas de toros”, dijo.

Plazas como la de Almodóvar del Campo sobre la que sostuvo “en los tiempos que corren, creo que es maravilloso que se mantengan las cosas así de bien, de cuidadas, con ese cariño y ese respeto al toro bravo y ojalá que la mitad de las plazas de España estuvieran igual de cuidadas que la de aquí”.

La presentación de esta XXX Semana Cultural estuvo a cargo del presidente del Club Taurino ‘Almodóvar’, Carmelo García, quien agradeció la implicación del Ayuntamiento, cuyo alcalde-presidente, José Lozano, también estuvo junto a otros ediles de su equipo.

García celebró la oportunidad de volver a saludar a socios y aficionados después de “esta maldita pandemia que nos ha tocado vivir”, motivo por el que la entidad debió anular hasta la fecha todas sus actividades habituales.

En este contexto, expresó el dolor compartido “por todas las personas que se han ido durante este tiempo”, unos por culpa de la Covid-18 y otros por causas diferentes, citando expresamente a Félix Moya, a Bautista Bermejo y a Manolo Gijón.

Esta noche prosigue el ciclo con la participación de los hermanos ganaderos Javier y Fernando Soto de la Fuente, convocados a exponer el tema titulado ‘Soto de la Fuente, la ilusión de una gran vacada’.