El embalse de Peñarroya en Argamasilla de Alba (Ciudad Real) volverá a ser la sede para el II Campeonato de Castilla-La Mancha Open de aguas abiertas, por segunda vez consecutiva. Es organizado por la Federación de Natación de Castilla-La Mancha y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento, la Fundación Impulsa de Castilla-La Mancha y Liberbank.

El nuevo evento promueve una actividad deportiva “tan importante como la natación”, indicó el alcalde en funciones, Pedro Ángel Jiménez, y para Argamasilla de Alba es muy importante que se desarrolle en uno de los enclaves “más bonitos e importantes de nuestro término municipal”.

De acuerdo a Jiménez, en relación al entorno donde se desarrolla el open, en la legislatura que va a empezar se quiere recuperar toda la zona con el objetivo de potenciarla como recurso natural y turístico, para lo cual ha sido concedida una ayuda del Consistorio, que sumada a los aportes municipales contará con una inversión de casi 1 millón de euros para proyectos de revitalización del entorno y los pabellones, generando un núcleo para actividades de todo tipo: hostelería, restauración, alojamiento, empresas deportivas y de turismo activo, en el entorno del Castillo de Peñarroya, “que creemos va a ser muy importante para Argamasilla de Alba”.

Luis Reguillo, el presidente de la Federación de Natación de CLM, destacó que el campeonato vuelve a Argamasilla de Alba en su segunda edición “porque es uno de los sitios donde más facilidad ponen para hacer las cosas, aquí no hay ni una pega”, destacando la colaboración que ha recibido por parte del concejal de Deportes, José Antonio Navarro, la Guardería Rural y Protección Civil de la localidad. Además, agradeció la colaboración de Atlas Fisioterapia, poniéndose a disposición de los nadadores y nadadoras, y de Tolpín que instalará unas carpas que servirán de vestuarios y guardarropa para los deportistas.

El espacio es inmejorable tanto para los deportistas como para los espectadores, destacó el presidente, con zonas donde se puede ver prácticamente el desarrollo de todas las pruebas, y además hay que sumar el estado del embalse, al 100 por 100 de su capacidad “dejando alucinados a todos los que vengan”, sea para disfrutar la competición o el entorno natural.

Este año habrá 237 nadadores y nadadoras, sobre los más de 100 que participaron en 2018. Este dato dice mucho tanto del lugar de celebración del campeonato como de la organización del evento. Así, en esta edición, llegarán nadadores de toda Castilla-La Mancha, Madrid, Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana o incluso desde Lisboa (Portugal).
Para este campeonato, la organización ha establecido más de cuarenta categorías, por edades, que tomarán la salida a las 10.00 h. los que participan en la prueba de 5.000 m., a las 10.10 los que lo hagan en la de 800 m. y a las 12.00 h. los de 3.000 m.

El jefe de servicio de Deportes de la JCCM en Ciudad Real, Luis José García Maroto, destacaba la colaboración de la Junta a este campeonato a través de “Somos Deporte +” de la Fundación Impulsa, y el apoyo mediante subvenciones a las federaciones, en este caso, a la Federación Regional de Natación con cerca de 50.000 euros, además de ambulancias, trofeos o merchandising, “porque se lo merece y sobre todo por el potencial turístico y de promoción del deporte en Castilla-La Mancha, visto como puerta de entrada al conocimiento de nuestros espacios naturales”.

Por su parte, la directora de la oficina de Liberbank en Argamasilla de Alba, Verónica Viso, indicó que es una gran satisfacción poder colaborar en el desarrollo de la prueba, junto con el Gobierno de Castilla-La Mancha y la Fundación Impulsa, una acción que se enmarca en la finalidad de Liberbank de “fomentar hábitos saludables” y ayudar al desarrollo de todas aquellas actividades y proyectos que generen beneficios para la región.