La capacidad de alojamiento del Centro de Procesamiento de Datos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ubicado en Toledo, ha sido incrementado en un 60 por ciento, por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha. Con este incremento se quiere seguir impulsando y apostando por el desarrollo de las tecnologías de información y la transformación digital en el sistema sanitario público regional. Regina Leal, directora general del SESCAM en funciones, y el director general de Asistencia Sanitaria en funciones, José Antonio Balleteros, así como el director de Sistemas de Información, Luis Morell, visitaron recientemente las actuaciones de adecuación que se han llevado a cabo en CPD, en la antigua sede del SESCAM en Toledo, uno de los tres que dispone el servicio regional de salud.

Se ha incrementado la capacidad de alojamiento del Centro de Procesamiento de Datos del SESCAM 1
Los equipos informáticos y electrónicos que garantizan la continuidad de los servicios digitales a todos los usuarios y beneficiarios de las tecnologías disponibles en el ámbito sanitario (profesionales y pacinetes) se encuentran ubicados en los Centros de Procesamiento de Datos del SESCAM. Al implantar nuevas aplicaciones informáticas dentro del sistema de salud, estos ‘data center’ han adquirido cada vez más importancia, por los variados servicios a los que dan cobertura y por la alta disponibilidad de estas prestaciones, necesarias durante las veinticuatro horas del día, los 365 días del año.

Desde el Centro de Procesamiento de Datos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se prestan servicios como la receta electrónica, implantada en toda la región y que procesa casi un millón de dispensaciones al día, la historia clínica de los hospitales (Mambrino XXI) y centros de salud (Turriano), y las imágenes de los estudios radiológicos, el conocido como proyecto Ikonos. Este Centro de Procesamiento de Datos de Toledo, ha venido siendo objeto de reformas desde que se creó en el año 2002 y dichas reformas lo han adaptado al crecimiento de los sistemas y los servicios digitales que se ofrecen a profesionales y ciudadanos.

Debido al importante desarrollo tecnológico de los últimos años, el sistema sanitario público regional había consumido ya, buena parte del espacio disponible, lo que lo limitaba en el crecimiento de proyectos futuros de alojamiento de servidores. Hasta ahora que se ha incrementado la capacidad de alojamiento, el Centro de Procesamiento de Datos del SESCAM contaba con 28 armarios de alojamiento de servidores formando un pasillo de contención térmica. Las actuaciones de adecuación que se han llevado a cabo han permitido aumentar en 16 el número de armarios, además de crear un nueva zona de contención, lo que permitirá dar respuesta a los proyectos tecnológicos a corto y medio plazo en del SESCAM.

Los Centros de Procesamiento de Datos tienen unos altos requerimientos de seguridad para la protección física de los equipos informáticos y de comunicaciones implicados, ya que los servidores acogen bases de datos con información crítica. De ahí que adquieran especial relevancia las condiciones de seguridad en el acceso, de climatización para mantener los sistemas a temperatura óptima, así como sistemas especializados de detección de fuego y de protección destinados específicamente para la protección de servidores.

Las acciones de adecuación realizadas, que han supuesto una inversión de 85.000 euros, se han realizado con una planificación precisa para que en ningún momento fuera necesario proceder a un corte de servicio global del CPD.

Dentro de las actuaciones llevadas a cabo destaca la adecuación de la altura del suelo para optimizar la climatización y características de resistencia en peso para el alojamiento pesado de equipos de tecnologías de la información; la adecuación de la infraestructura eléctrica; y la creación de una zona de contención de pasillo frío.

Aunque existen otros dos Centros de Procesamiento de Datos en el SESCAM, ubicados en Albacete y Ciudad Real, el de Toledo es el principal y aporta respaldo recíproco al de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con el fin de que, en caso de incidente grave, se pueda mantener la prestación de servicios.