La Consejería de Sanidad ha decretado medidas de nivel 3 para la contención de la COVID-19 por un período de 10 días para Ciudad Real capital, debido al aumento de contagios registrados en los últimos días. Un aumento de contagios que, sin embargo, no ha conllevado un incremento de la presión hospitalaria, según han destacado tanto el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, como la alcaldesa de la ciudad, Pilar Zamora.

La Consejería de Sanidad ha decretado medidas de nivel 3 para la contención de la COVID-19 por un período de 10 días para Ciudad Real capital, debido al aumento de contagios registrados en los últimos días. Un aumento de contagios que, sin embargo, no ha conllevado un incremento de la presión hospitalaria, según han destacado tanto el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, como la alcaldesa de la ciudad, Pilar Zamora.

En Castilla-La Mancha  se duplican las localidades que pasan al nivel 3, de 12 a 24, entre ellas Albacete, Ciudad Real o Manzanares. “Mientras en la semana epidemiológica 49 teníamos más de 160 casos, bajando en la semana 50 hasta los 130, ahora los últimos datos registrados son 181 casos, con lo cual este incremento nos lleva a tomar las medidas del nivel 3”, subrayaba Pilar Zamora, quien además añadía que “se prevé que sigan aumentando los contagios”.

La primera edil considera que “se ve el efecto del puente, temíamos que pudiesen aumentar los números de casos que se están viendo reflejados ahora”. “Nosotros trabajamos por salvar vidas y en ese trabajo tenemos que aplicar todas las medidas que se establecen en la normativa de nivel 3”.

Entre ellas bares y restaurantes no podrán tener servicio en el interior, y el aforo de las terrazas pasa al 50%, teniendo que cerrar a las 23 horas. Los supermercados y centros comerciales verán su aforo reducido al 30%, mientras las escuelas municipales, academias, autoescuelas y centros de formación pasan al 50%, y las instalaciones deportivas al 20% de aforo en el interior y en el exterior a un 50%.

En cuanto a las escuelas municipales, actualmente se encuentran comenzando el periodo de vacaciones, por lo que habrá que esperar hasta dentro de 10 días para ver qué medidas se adoptarán en Enero.

Por su parte, el mercadillo volverá a un tercio de los puestos autorizados. “Hemos hecho un esfuerzo muy grande para que volviera el mercadillo al 100%, pero esto es una instrucción de Sanidad y tendremos que volver a reducir el número de puestos con una distancia mínima de 4 metros”.

Las celebraciones sociales tendrán un aforo máximo de 60 personas, lugares de culto un aforo del 40%, y los velatorios un máximo de 6 personas. Además, se cierran los museos, los cines, los teatros, bibliotecas, y las visitas a monumentos contarán con un máximo de 6 personas.  Se vuelven a cerrar todos los parques desde las 22 a las 8 horas, y la ocupación de los autobuses y taxis será de un 50%.

Zamora recordaba cómo dentro de estas medias especiales también están la suspensión de todas las actividades de Navidad: conciertos, teatros, música en la calle durante estos 10 días, y adelantaba que de momento queda paralizada la Cabalgata de Reyes. “Habíamos barajado varias opciones, pero habrá que esperar al escenario que tengamos, porque toda actividad programada por el Ayuntamiento queda paralizada”, insistía.

La primera edil anunciaba que mañana habrá una Junta Local de Seguridad para coordinar los trabajos de la Policía Local y Nacional en el cumplimiento de todas estas medidas, y hacía un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía. “Hoy pido que nos lo tomemos muy en serio. Nos estamos jugando el cierre de una ciudad, el cierre de nuestra hostelería y, sobre todo, nos jugamos la salud. Y tenemos que reiterarlo, no nos podemos relajar. Por ello pido también responsabilidad a los gerentes de establecimientos comerciales para controlar los aforos, a los responsables de cada tienda, comercio, y a los vecinos de Ciudad Real”.