Sánchez insta a la Internacional Socialista a convertirse en el baluarte contra el avance de la ultraderecha en Europa

Durante su participación en un encuentro del Comité de Europa de la Internacional Socialista en Bucarest, el presidente del Gobierno español y líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, ha hecho énfasis en la importancia de la socialdemocracia como bastión frente al avance de la ultraderecha en Europa. Ante un público internacional y hablando en inglés, Sánchez defendió la idea de que la mejor estrategia contra el «populismo reaccionario» es una gobernanza enfocada en resolver los «problemas reales» de la ciudadanía. Así lo manifestó en una sesión que fue difundida parcialmente en directo a través de las redes sociales.

El líder español sostiene que la frustración y la ira, sentimientos que alimentan a la extrema derecha, sólo pueden ser combatidos con acciones y políticas que reflejen los valores y principios socialdemócratas. Sánchez citó ejemplos de las crisis recientes, como la pandemia y la energética, en las que, según él, la socialdemocracia ha demostrado su efectividad y resiliencia. La subida del salario mínimo y el refuerzo del estado del bienestar fueron algunas de las medidas llevadas a cabo por gobiernos de inclinación socialdemócrata que, en su opinión, han contribuido a esta causa.

En una firme crítica a los partidos conservadores, Sánchez los acusó de ceder cada vez más ante las posiciones de la ultraderecha en asuntos cruciales como la inmigración, la igualdad de género y la lucha contra el cambio climático. Según él, estos partidos ya no son aliados confiables en el enfrentamiento contra la ultraderecha, lo que coloca a la Internacional Socialista como la «última línea de defensa» en preservación de los valores europeos.

El compromiso con la actuación determinada y leal a los principios socialdemócratas fue otro de los llamados de atención de Sánchez, quien ve en la Internacional Socialista un «faro de esperanza» frente a la polarización y la desinformación promovidas por grupos extremistas. Además, la cooperación entre partidos de diferentes partes del continente y la expansión del diálogo a otras regiones, como África y Latinoamérica, son consideradas por Sánchez como estrategias clave para fortalecer el frente progresista a nivel global.

Con el reciente nombramiento de Sánchez como líder de la Internacional Socialista, en el XXVI Congreso celebrado en Madrid en noviembre de 2022, y con el respaldo de 132 partidos miembros, el dirigente español no solo reafirma su posición en la escena política española sino también en el contexto europeo e internacional. Sánchez parece estar delineando una estrategia a largo plazo que busca obtener victorias tanto en el plano ideológico como en el terreno de las acciones concretas, con el objetivo último de construir un blindaje efectivo contra el avance de la ultraderecha en Europa y más allá de sus fronteras.

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio