Son diferentes los aspectos que preocupan a los ganaderos de Castilla-La Mancha: entre ellos están los saneamientos sanitarios, especialmente en tuberculosis; y la tramitación y gestión de ayudas a la ganadería. Estos y otros aspectos son los que se abordaron durante la reunión que tuvo UPA Castilla-La Mancha con la directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce. Por parte de la organización agraria asistieron Elisa Fernández, secretaria de Organización de UPA Castilla-La Mancha, y Julio Corrochano, secretario de Ganadería de la organización.

Vigilancia de la salud ganadera, elemento fundamental para el futuro del sector 1

Durante el encuentro, uno de los temas más importantes que se debatió fue el de los saneamientos sanitarios por la tuberculosis en vacuno, ya que de un tiempo a esta parte surgió la inquietud entre los ganaderos acerca de cómo se encuentra la cuestión sanitaria en lo referente a la tuberculosis.

La directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce, ofreció una serie de datos en referencia a los controles sanitarios en explotaciones de bovino. Analizando dichas cifras, desde UPA consideran positiva la evolución en estos años, orientada a la erradicación de la tuberculosis en Castilla-La Manca, “los datos hablan por sí mismos”, indican desde UPA. Si en el año 2018 se sacrificaron 4.510 animales, en 2019 fueron 3.054. “En lo que llevamos de 2021, son 889, una clara muestra de la reducción”, lo que supone una evolución positiva en la erradicación de la tuberculosis.

Desde la Consejería de Agricultura se dejó patente el objetivo de la administración hacia una estricta vigilancia de la salud agroalimentaria en beneficio del sector; mientras que la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castila-La Mancha elevó a la directora general la inquietud delos ganaderos respecto de dicha situación.

Una de las cuestiones que se analizó entre la Directora General y los responsables de UPA fue la gestión de ayudas ganaderas como el Bienestar Animal y las de COVID-19; ambas destinadas a ovino y caprino, que se encuentran en proceso de resolución. A su vez, están publicadas las bases para las explotaciones que tengan vació sanitario. Con 300.000 euros en total, la Consejería anuncia que se está preparando la convocatoria para pagar el precio que haya costado el animal, menos la indemnización por sacrificio, y los seguros.

Vigilancia de la salud ganadera, elemento fundamental para el futuro del sector 2

Por último, desde la organización agraria se trabajó con Cruz Ponce respecto a la georreferenciación y los trámites de audiencia relacionados. En esos trámites se solicitan las fotos de este tipo y desde la organización agraria se trasladó la preocupación pues no todos los agricultores y ganaderos disponen de la misma soltura a nivel tecnológico; con lo que se barajan posibilidades de formación específica para técnicos y agricultores y ganaderos de forma que se pueda facilitar y agilizar dicha tramitación.